DeportivasFútbolInformes especiales

A treinta y cuatro años de la nota de NOTICIAS a Claudio Caniggia

Transcurría el año 1986 y se esperaba  la Copa del Mundo de México. Esa que tendría la “Mano de Dios”, el mejor gol de la historia y que consagraría a Diego Armando Maradona.  Con quien más adelante, con jugadas legendarias sería su socio preferido.

NOTICIAS se contactaba con él y le daba una entrevista de forma telefónica. Queriendo saber un poco más de ese joven jugador.  Se encontraba en su domicilio particular, en compañía de Hugo Caniggia. Quien se había trasladado a Buenos Aires para verlo jugar ante Gimnasia Esgrima La Plata.

Después de ese partido, Héctor “Bambino” Veira en los medios capitalinos lo definía con un chico con mucho futuro.  Además la revista “El Grafico” lo había puesto en su tapa. Toda una señal de lo que marcaría el futuro.

La gente allegada de la zona y en forma especial a la ciudad de Henderson, vivían un momento especial. El pibe de 19 años, por aquel entonces, Claudio Paul Caniggia se destacaba en la primera división de River Plate

Para muchos de los habitantes de la vecina ciudad,  Caniggia no era el famoso “pájaro”: sino Yayi, y los recuerdos de ese pibito de 11 años que hacia la diferencia con velocidad sónica, se convertiría más adelante en el hijo del viento.

“Cani” contaba en la nota a nuestro diario, cuando había llegado a River, en qué posición  le gustaba jugar y sus ganas de jugar la Copa Libertadores. El delantero no se encontraba inscripto en la lista de la fase de grupos. Meses más tarde el “millonario” la conseguiría, siendo la primera en su historia.

En la Revista XI se recuerda la salida de Yayi: en aquel momento no se pensó en hacer dinero, sino más bien en no cortarle la carrera a un joven de 14 años. El presidente por entonces era Juan Messina y River vino a llevárselo luego de que haya contactos con Carlos “El Negro” Jaimerena, que era de la peña riverplatense de Henderson.

Jaimerena jugaba al billar con el padre de Caniggia y fue quien lo llevó a River, donde Cani quiso “ser 8 pero por mi velocidad me pusieron de 7”; después es historia conocida. Padre e hijo compartieron la camiseta de Juventud en esa cancha en la que el delantero recuerda que “después pasaban los corderos para quitarles la lana. Nadie quería pasar por esas zonas del campo, si corrías por ahí se te llenaban las medias de espinas; luego, cuando te golpeaba la pelota, se te clavaban. Te llenabas de sangre, era un dolor terrible”.

Caniggia jugó en River Plate. Debutó en 1985 y estuvo tres años. Luego recaló al futbol italiano. Hellas Verona , Atalanta, Roma fueron su lugar en el “Calcio”.  Más tarde llegó a Portugal, para ser parte del Sport Lisboa y Benfica. Hasta llegar a Boca Juniors en 1995 y compartir cancha con Diego Maradona.

A principio del 2000, jugó en Escocia, Dundee Football Club (2000-01) y Rangers Football Club para luego jugar en el fútbol qatarí en el Qatar Sports Club, donde se retiró profesionalmente en el año 2004. En 2012 vuelve al fútbol profesional a los 45 años contratado por el Wembley Fútbol Club de la novena división de Inglaterra.

Con la albiceleste fue subcampeón del mundo en Italia 1990, señalando dos recordados goles: ante Brasil en octavos de final, y ante Italia en semifinales. No jugó la final con Alemania por estar suspendido. En semifinales vio su segunda amarilla, luego de tocar con la mano la pelota de forma increíble en la mitad de la cancha, Caniggia jugó con la selección nacional Argentina, en los que marcó 16 goles.

Participó en la Copa Mundial de Fútbol de 1990, en la de 1994 y en la de 2002. A su vez, jugó con la Selección Argentina las Copas América de 1987, 1989 y 1991 (donde fue campeón), la Copa Confederaciones 1992 (donde fue campeón) y la Copa Artemio Franchi 1993 (también fue campeón).

Formó una efectiva delantera con Gabriel Batistuta, la famosa dupla «Cani y Bati», dado que se entendían de maravillas dentro del campo de juego.

Los más chicos no sabrán de él. Solo por videos o lo que le cuenten sus padres o abuelos. Quienes lo vimos, podremos decir que tuvimos la suerte de ser contemporáneos de uno de los mejores delanteros que dio nuestro fútbol.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *