DeportivasFútbol

Como Edwards

Lo compararon con Federico Roberto Edwards, aquel recio back izquierdo que se mantuvo como titular en la primera división de Boca Juniors durante casi toda la década del ’50, llegando incluso a ser convocado a la selección nacional. Tales datos, aún sin mayores detalles, parecen surgir como halagadores para cualquier representante de nuestro fútbol chacarero de entonces que, hasta honrado se vería con la comparación. Y ese fue el caso de Oscar Víctor García, popularmente conocido como Chilín.

CHILÍN

Nacido en Pehuajó, el 5 de septiembre de 1930, se inició en Defensores del Este, de cuya fundación había sido testigo, dado que la entidad azulgrana quedó oficialmente conformada cuando Chilín ya contaba con doce años de edad.

Al crearse la Liga Pehuajense de Fútbol en 1945, el Defe, sin el pasado de otras entidades locales, debió jugar en segunda división, pero despachó el trámite de manera rápida y se impuso en el torneo logrando el ascenso a la división mayor lugareña, título del que Chilín, con apenas 15 años de edad, fue parte.

LA SELECCIÓN

Con la fuerza natural de su juventud y la experiencia que partido a partido iba adquiriendo, alcanzó un elevado nivel y, con 19 años de edad, fue convocado para integrar la selección pehuajense que debía enfrentar en dos amistosos a Nueva Chicago, reconocida entidad de los torneos de ascensos de la Asociación del Fútbol Argentino.

Eran tiempos donde la mayoría de los integrantes de cualquier primera división, eran hombres hechos y experimentados, por lo que la presencia de juveniles no se daba con frecuencia y mucho menos en un seleccionado mayor.

García aceptó el reto y cumplió, quedando en el plantel que participaría en el campeonato argentino de selecciones a iniciarse el 23 del mismo mes y año cuando Pehuajó visitara a Trenque Lauquen. Pero una cosa era estar en el plantel y otra soñar con ser titular. Sin embargo el técnico Adra se la jugó y decidió incluir como titulares al arquero Alfredo “Candombe” Martínez, de 17 años, postergando al veterano Raúl “Mota” Ortega, y a Chilín García, de 19, pasando a Julián Vital, un jugador muy completo que había actuado como back izquierdo, a la línea media. Era una jugada fuerte porque el torneo era a simple eliminación. Un solo partido y el que perdía quedaba fuera de competencia. Pero el  partido le dio la razón. Pehuajó ganó por 2 a 1 pese a injustos fallos arbitrales en su contra, como el penal que permitió al local achicar diferencias.

La campaña fue corta porque cuando recibió a Chivilcoy por la segunda ronda del argentino, sufrió otro atraco arbitral, cayendo por 1 a 0 y siéndole negado un claro penal cuando un zaguero visitante evitó una conquista local mediante un manotazo al balón. Pero no hubo caso y el albiceleste quedó afuera del certamen.

UNA COPA

Lo mostrado fue determinante como para que Chilín siguiera en la mira del seleccionado y, en 1951, fue llamado a integrar el equipo que disputó la denominada “Copa Árbiter” en dos partidos, alternando condición de local y visitante, frente a la selección linqueña.

Pehuajó ganó 4 a 1 como local y se quedó con la copa al igualar 2 a 2 en Lincoln, sumando un nuevo lauro a su historia.

A VÉLEZ

Con 20 años cumplidos, en 1951 se incorporó al cumplimiento del servicio militar obligatorio que regía en aquellos años, por lo que dejó Pehuajó, pero tuvo la oportunidad de ser llevado a Vélez Sarsfield donde fue sometido a una rigurosa prueba que superó sin problemas, quedando en condiciones de ser fichado por la institución de Liniers. Por su edad y condiciones, se abría ante sus ojos una gran posibilidad de incursionar en el fútbol mayúsculo del país, pero masticó mucho su decisión y finalmente optó por desistir.

CAMPEÓN

Cumplido con la patria, como se decía entonces, retornó a su Defensores, entidad que buscaba su primer título en la primera categoría de la Liga. Su retorno fue oportuno para ser convocado una vez más a la selección que se preparaba para una nueva edición del campeonato argentino. Chilín jugó con éxito los amistosos previos formando zaga con Félix Arrúa, pero cuando el equipo debutó en el torneo, no cubrió las expectativas y fue eliminado como local por Trenque Lauquen que se impuso por 3 a 1 en Calaveras.

Por entonces, el campeonato local tenía a Defensores del Este como gran protagonista y Chilín estaba allí, siendo parte del plantel azulgrana que terminó siendo campeón.

CARLOS CASARES

En el verano siguiente integró el equipo de Defe que jugó el Torneo de Campeones de la región, organizado en 9 de Julio, donde perdió la final ante el campeón nuevejuliense. Sin embargo su actuación no pasó desapercibida y fue requerido por Sportivo Huracán de Carlos Casares, a donde decidió seguir su trayectoria junto a uno de los más notables jugadores que dio Pehuajó: Telmo “Bocha” González. Actuarían además en esa entidad: el monescazonense Alberto Gatti y otros conocidos como: Héctor Berrutti, Pedro Marichelar y el puntero Guardia, también vinculados al fútbol pehuajense.

Huracán fue campeón en 1953 y 1956, y subcampeón en 1954 y 1955. Naturalmente, Chilín también integró varias veces la selección de Casares, donde dejó un imborrable recuerdo y donde se lo llamaba: “El Edwards casarense” por lo expuesto al principio.

EL RETORNO

Volvió a Pehuajó y se sumó a Defensores del Este que era el equipo del momento, incorporándose para jugar como back derecho o primer zaguero, contribuyendo a lograr dos nuevos campeonatos con los que el azulgrana completó cinco títulos consecutivos entre 1955 y 1959, logro nunca igualado hasta hoy.

LA ALBICELESTE

La vuelta a la selección no tardó mucho. Jugó 8 partidos con miras a una nueva participación en campeonato argentino que, como era costumbre, se iniciaría en abril de 1960 con un encuentro ante Trenque Lauquen, siempre a simple eliminación.

El equipo venía bien pero cuando llegó el momento de jugar por los puntos, estuvo lejos de lo esperado y perdió como local por 4 a 2.

Chilín jugó otros dos partidos en la selección ese año, ante las terceras de Estudiantes de La Plata y Boca Juniors, y ya no vistió más la casaca albiceleste.

ULTIMO TÍTULO

Maduraba la posibilidad del retiro, pero antes se dio el gusto de ser otra vez campeón con Defensores en 1962, luego de una inolvidable lucha punto a punto contra Deportivo Argentino, que era el gran candidato.

EL RETIRO

Chilín García se retiró del fútbol antes que el fútbol lo retirara a él y se fue dejando la imagen de un defensor aguerrido que ganó varios campeonatos con sus equipos. Un jugador que, en 1953, se fue de Pehuajó siendo un 3 de selección, con limitaciones técnicas pero con enorme capacidad para el anticipo, la marca, la recuperación de la pelota y la entrega criteriosa. Un back implacable, dispuesto al sacrificio pero con mentalidad ganadora, de los que saben imponer su presencia en el campo de juego. En Casares siguió creciendo y retornó a Pehuajó siendo un baluarte pero en otro puesto, dado que se había convertido en un 2 aplomado, confiable y seguro, de enorme oficio, gran experiencia, que exhibía recursos suficientes y los sabía emplear en tiempo y forma.

EL ADIOS

Oscar Víctor García, Chilín, partió de este mundo terrenal no hace mucho, dejando un vacío difícil de llenar y una marca indeleble en la historia del fútbol de Pehuajó y Carlos Casares, con lauros plausibles como para figurar en los cuadros de honor de los dos importantes clubes donde jugó y de las Ligas a donde pertenecen los mismos.

Un grande.

Roberto F. Rodríguez.

FOTO 1: La selección  del ’50. Parados: Ángel Martínez, Vital, Alfredo Martínez, Esbelto Pérez, Rodolfo García y Adra (DT). Hincados: Chilín García, Dorronsoro, Civelli, Girón, Bocha González y Garré.

FOTO 2: García y Guardia en la selección de Carlos Casares.

FOTO 3: Chilín luciendo la casaca de Defensores.

FOTO 4: Huracán de Casares. Se ve a García, de pie, abrazando al arquero y a Berrutti, Bocha González con brazos cruzados y Marichelar parado sobre el extremo derecho de la placa.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *