DeportivasFútbol

Los campeones del milenio: Año 2003. Defensores conseguía su estrella número 15

El primero del nuevo milenio. Aquel 12 de octubre de 2003, Defensores del Este vencía en su casa a Independiente de Mones Cazón y conseguía su estrella número 15 en la Liga Pehuajense de Fútbol.

El año anterior el conjunto que dirigía Pablo Zurro quedaba en semifinales. En manos quien a la postre se consagraría campeón, San Martín. Pero iba en búsqueda de la revancha y la iba a conseguir. Defensores iba a lograr un título más a su rica historia y cortar así, una racha de siete años sin títulos.

RECORRIDO AL  LOGRO

Defensores del Este fue parte de la zona A del torneo Clasificatorio. Compartió grupo con San Martín, Maderense, Progreso, Juventud Unida, Fútbol Club, Independiente MC y Atlético MC. En esa fase jugó catorce partidos. Ganó en ocho ocasiones, empató solo una vez y cayó en cinco oportunidades. Fue segundo detrás de Maderense. Sumó 25 unidades. Nueve menos que el “verde”, que había ganado los primeros nueve partidos de forma consecutiva y se perfilaba como candidato.

En el Petit compartió zona con Independiente, Deportivo y Unión. En la última fecha de esa primera rueda, le ganó un partido clave al “azul” por 4 a 3 y puso un pie entre los cuatro mejores. Dos del “Cefe” Rivas, uno de La Scaleia y el restante de Sarobe, le dieron un triunfo clave al “azulgrana” que terminó definiendo todo. A pesar de que faltaban tres partidos. La segunda ronda no fue para nada buena. Pero el margen de puntos ayudó a los dirigidos por Zurro que perdieron contra Unión y Deportivo. Pero la victoria con Independiente fueron los tres puntos que lo metieron en semifinales. Fue nuevamente segundo y obtuvo 10 puntos. Producto de tres triunfos, un empate y dos derrotas. Enfrentaría en la tercera fase del certamen a un viejo conocido, Maderense. En la ronda Clasificatoria no le había podido ganar. Ni siquiera sacarle un punto. Pero sacó su “chapa”. Alejandro Galeano y Javier La Scaleia le dieron el triunfo como local a Defensores que soñaba con una nueva definición y viajaba a Francisco Madero con mayor tranquilidad. La vuelta. El gol de Alberto García en contra le daba el pasaje a la final. Donde enfrentaría a Independiente de Mones Cazón. Rival de zona y Petit.

EL CHUFF…CHUFF SE QUEDA CON UN NUEVO CAMPEONATO

En el partido de ida, Defensores se encontró con un penal y definió el partido. El partido fue cerrado, con muy poco fútbol y demasiadas precauciones por parte de ambos. Los dirigidos por Pablo Zurro se quedaron con un hombre menos en el primer tiempo, por la expulsión del “Chino” Galeano. Cuando Independiente hacía una diferencia en el encuentro, llegó el penal a Delfino que a la postre le dio el triunfo al azulgrana. El encuentro fue presenciado por una multitud que dejó una recaudación de 4000 pesos. Un buen numero para la época. El gol llegó  en la segunda etapa. Fue sobre la mitad del complemento. “Pitonga” encaró al área, le escondió la pelota a Viñales y el defensor lo cruzó. Decunto no dudó y marcó penal. El mismo Delfino lo cambió por gol. Fue el pasaje clave del encuentro, porque de allí hasta el final, Defensores no solo mostró todo el oficio para defender el resultado si no que lo justifico con su juego.

SEGUÍ LEYENDO EL SUPLEMENTO COMPLETO EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA. #DiarioNOTICIAS

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *