Conectar con nosotros

OPINIÓN

A fines de julio, volverá el tren de pasajeros a Pehuajó: “se hace un viaje de prueba”

Publicado

el

En una comunicación que mantuvieron este miércoles, el intendente de Carlos Casares, Daniel Stadnik, con el ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, se confirmó la vuelta del tren de pasajeros a 9 de Julio, Carlos Casares y Pehuajó. La “marcha blanca” tendrá lugar el 22 de julio y si todo sale bien el servicio volverá a funcionar regularmente luego de 7 años. Zurro, por su parte, lo confirmó aunque no en su totalidad. “En un 90% llegaría para esa fecha”.

Según adelantó Guerrera, el servicio Once – Pehuajó del ferrocarril Sarmiento se restablecerá el viernes 22 de julio con un viaje de prueba, pasando también por 9 de Julio y Carlos Casares. Actualmente, el tren de pasajeros del ramal Once – Santa Rosa – Toay llega hasta Bragado. El objetivo final es volver a dotar de conexión ferroviaria a la provincia de La Pampa.

EL 22 DE JULIO, VIAJE DE PRUEBA

“El 22 de julio será una prueba hasta Pehuajó y luego se diagramará cómo será su funcionamiento. El ministro me dijo que si todo anda bien, lo que creemos que así será porque ya están las pruebas técnicas, se empezará a brindar el servicio regularmente”, detalló el jefe comunal.

ABRIL

En el mes de abril, Stadnik y Guerrera habían tenido un encuentro en el que el titular de la cartera nacional había prometido al mandatario municipal la vuelta del tren de pasajeros hasta Pehuajó, servicio suspendido desde el 2015. Ese momento llegó y se hará realidad el próximo viernes 22 de julio con la denominada “marcha blanca”.

“Realmente estamos muy contentos con esta noticia, quiero agradecer al Ministro Alexis Guerrera por la vuelta del Tren de pasajeros a Carlos Casares. Esto significa retomar una vieja tradición que tienen los pueblos y ciudades del interior, es parte viva de nuestra cultura”, destacó con alegría el intendente Daniel Stadnik.

FUNDAMENTAL PARA

VIAJAR A BUENOS AIRES

“El retorno del tren es fundamental para nuestros pueblos. Hay mucha gente que viaja a Buenos Aires, tanto como un paseo, como por actividades comerciales. Hay muchos comerciantes que viajan en remis a comprar cosas, ellos y también los estudiantes están esperando el tren con mucha ansiedad”, remarcó Stadnik.

EL TREN A BRAGADO SUMÓ UNA NUEVA PARADA EN HAEDO

La estación Haedo del municipio de Morón se suma al tren Once-Bragado. Mientras tanto, Trenes Argentinos continúa los trabajos para concretar el retorno del servicio de pasajeros a 9 de Julio y Carlos Casares en un objetivo mayor, que el servicio llegue a La Pampa.

LA VUELTA DEL TREN A PEHUAJÓ

Semanas atrás, Marinucci aseguró que el tren sarmiento “próximamente llegará a 9 de Julio y Carlos Casares”, y que “luego continuará a la ciudad de Pehuajó, a fin de seguir trabajando para que el tren vuelva a unir La Pampa con Buenos Aires”.

LA CONFIRMACIÓN DE ZURRO

Al respecto de todas estas confirmaciones, el intendente de nuestro distrito, Pablo Javier Zurro, grabó un video para sus redes sociales donde indicó: “El 90% de las posibilidades es que llegue el 22. Pero lo vengo charlando con la gente del Ministerio de Transporte, el tren tiene que llegar en las mejores condiciones. Así que llegará cuando esté todo dado, pero es una muy buena noticia para Pehuajó”, finalizó el intendente local, celebrando la “inminente” llegada del tren de pasajeros hasta la estación de Pehuajó.

OPINIÓN

José Perkins convoca a leer la Constitución: la manda por PDF

Publicado

el

La nota que llegó a nuestra redacción es la siguiente. “Campo+Ciudad llama a los argentinos a leer la Constitución”:

Las diferentes restricciones aplicadas a lo largo y ancho del país en el contexto de la pandemia sirvieron para poner en evidencia un fenómeno preocupante: los argentinos no conocemos nuestros derechos constitucionales.

En 2020, gobernadores e intendentes sembraron el país de fronteras, mientras el propio presidente de la nación imponía encierros y toques de queda por decreto. Policías, gendarmes y demás funcionarios pusieron manos a la obra para violar la Constitución a plena luz del día.

Pero, aunque el coronavirus hizo más visible esta situación, el problema trasciende las políticas sanitarias. En Argentina, el respeto de la Constitución parece ser optativo. EI Jefe de Gabinete no visita mensualmente el Congreso, aunque está obligado a ello por el artículo101.

Desde 2009, nadie ocupa el cargo de Defensor del Pueblo, aunque el artículo 86 exige al Congreso nombrar uno. El artículo 114 dice que la composición del Consejo de la Magistratura debe procurar el equilibrio entre órganos políticos, jueces y abogados, pero hace desde 2006 que no es así. El artículo 29 dice que quien formule, consienta o firme la cesión al Ejecutivo de facultades extraordinarias quedará sujeto a la pena de los traidores a la Patria, pero hasta ahora no hay registro de persona alguna condenada por ello. Y podríamos seguir…

Con pandemia o sin ella, la Constitución se cumple a la carta, según los gustos y necesidades del comensal. Y esto no es porque los políticos la ignoren: la mayoría de ellos son abogados, y los que no, cuentan con todos los recursos para ser asesorados por uno.

Nuestros legisladores y gobernantes saben muy bien qué pueden y qué no pueden hacer. Pero también saben de la profunda ignorancia cívica de los argentinos.

Somos nosotros, los ciudadanos, los que desconocemos la Constitución y los derechos que en ella se consagran. Y ese es un pecado imperdonable, que se paga con la pérdida de la libertad.

Para remediar eso, desde campo+ Ciudad lanzamos la campaña #LeélaConstitución, bajo el lema “para defender tus derechos, tenés que conocerlos”.

Procuraremos instalar el tema en las redes, en las calles y en los medios, a través de piezas de comunicación y acciones de prensa. Como complemento, diseñamos una edición de la Constitución Nacional pensada especialmente para facilitar su lectura en dispositivos digitales, que puede descargarse gratuitamente desde www.constitucionARG.com.ar, y que adjuntamos también a este comunicado.

Nuestra Constitución no fue escrita para ponerle límites al pueblo; existe para ponérselos al gobierno. Se trata de las normas que hasta el político más votado debe obedecer, y que ninguno de ellos puede cambiar sin consensuar con los demás.

Por eso la odian. Por eso le temen. Y por eso es deber de cada ciudadano conocerla. Agradecemos su colaboración en la difusión de esta iniciativa”.

Seguir leyendo