Conectar con nosotros

DEPORTES

Atlético Casares el primer campeón del milenio en la LPF

Publicado

el

El 2001 es un año que quedará grabado para siempre en la historia Argentina. Un año donde la crisis social, política, económica, cultural dio lugar a una de las manifestaciones más significativas de la vida moderna de la Republica.  Palabras, o definiciones como “riesgo país” y “corralito” eran común en nuestro país.  La renuncia de De la Rua y varios presidentes más que pasaron por el mandato, tuvieron su correlato. Ese mismo año, pero unos meses antes, en el mundano planeta del fútbol, más precisamente en nuestra liga, quien iba hacer historia era Atlético Casares. El “Genuino” ponía su nombre entre los campeones de la Liga Pehuajense de Fútbol.

 

FORMATO DE TORNEO

Sería la última vez que la Liga Pehuajense de Fútbol utilizara este tipo de formato. Quince equipos divididos  en dos zonas y los tres mejores  pasaban a la fase final. En esa  última etapa jugaban “todos contra todos” y el que más punto lograba se consagraba campeón.

 

FUE SEGUNDO DE SU ZONA EN LA RONDA CLASIFICATORIA

Atlético Casares era parte de la zona B. Compartía la misma junto a Calaveras, San Martín, Progreso, KDT,  Independiente de Bolívar,  Maderense y Defensores del Este.

Los casarenses culminarían segundo detrás de Calaveras. Sumaron  25 puntos, dos menos que el “Cala” y uno más que San Martín. El dato que sorprendió en ese año fue ver último a Defensores.

Por la otra zona, Deportivo había marcado el rumbo y se asomaba como el gran candidato a quedarse con el certamen. Le sacó ocho unidades a su escolta Estudiantes Unidos y trece a Fútbol Club de Henderson. “Fobal” peleó  hasta la última jornada con Salazar FC por esa plaza.

Un dato a tener en cuenta. Los equipos que quedaron eliminado en la primera fase del torneo jugaron doce encuentros en la A y catorce en la B.

CONTINUÁ LEYENDO EL SUPLEMENTO COMPLETO EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA

DE COLECCIÓN.

 TODOS LOS LUNES, CON DIARIO NOTICIAS.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

¡MONSTRUOSO!

Publicado

el

Fernando Belasteguin volvió a ganar un título en el World Padel Tour. En compañía del joven español Arturo Coello, ganaron el Máster de Madrid para ratificar su presencia eterna en la elite del padel mundial.
En la final vencieron por 6/4 y 6/2 a Alex Ruíz y Momo González y de esta manera Bela consiguió el Máster número 64 de su carrera.

Por @jorgehmartinez83

Seguir leyendo

DEPORTES

El Totigol

Publicado

el

Pehuajó lo conoció cuando el pibe contaba con 18 años de edad, pero ya se hablaba de él como un notable goleador en un futuro cercano. No había debutado en primera aún y visitó nuestra ciudad con la tercera división de San Lorenzo de Almagro, el club de su barrio.

IGLESIAS

José Raúl Iglesias, dado que de él se trata, nació en la Capital Federal, el 6 de marzo de 1957, cuando su familia habitaba el barrio porteño de Boedo, cerca del estadio del Club San Lorenzo de Almagro, más conocido como “el Gasómetro de Avenida La Plata”. Por eso el azulgrana fue su club de barrio y allí se incorporó siendo un pibe de 10 años de edad.

CAMPEÓN INFANTIL

Transitó por las divisiones menores del Santo y cuando contaba aún con 12 años de edad, formó parte del plantel azulgrana que ganó el Campeonato Argentino de Fútbol Infantil que se disputó entre diciembre de 1969 y enero de 1970.

Ese equipo, representando a la Capital Federal, venció a Chacarita Juniors, selección de Chubut, selección de La Plata y Sarmiento de Concordia, alcanzando la final donde superó a Independiente de La Rioja.

Fue un título muy celebrado y El Gráfico le dedicó una importante crónica al torneo.

TERCERA DIVISIÓN

Iglesias siguió progresando en su carrera deportiva y en 1975, cuando estaba en tercera división, visitó la ciudad de Pehuajó para un encuentro amistoso frente al seleccionado local que, por entonces, estaba disputando el campeonato argentino de selecciones con marcado éxito y que, para la fecha elegida, no tenía compromiso oficial dado que ese día había sido designado para disputar encuentros que otras selecciones tenían pendientes por diferentes razones.

EN PEHUAJÓ

El 2 de noviembre, la tercera división de San Lorenzo de Almagro se presentó en Pehuajó para disputar un partido amistoso ante el seleccionado local que, en esa tarde, lució casaca roja en lugar de la albiceleste tradicional.

El encuentro se disputó en el desaparecido estadio “José Esteban Garré” de Deportivo Argentino y el elenco pehuajense presentó un equipo integrado por: Erramouspe, Huguenín, Di Paolo, De Antón y Rojas; Alanís, Narváez y Jorge Franco; Jacue, Bilbao y Dameno; mientras que la formación visitante fue: Rojo, Schamberger, Piedemonte, Schwindt y Navarro; Género, Di Paoli y Ayala; Villarreal, Julio Grecco y Luis Grecco, quedando en el banco de relevos: Casarín, Montone, Barrera e Iglesias. Un equipo, del que Rojo, Schwindt, Montone, Piedemonte, Julio Greco y José Iglesias, habían sido parte del plantel que ganó aquel campeonato argentino infantil en 1970.

EL PARTIDO

El partido tuvo un trámite interesante y fue el local el que se puso en ventaja cuando ante una seria incursión ofensiva de Dameno en el área rival, Navarro no alcanzó a cerrar a tiempo y terminó desviando el balón con su mano. El árbitro marcó el correspondiente penal y Bilbao tomó la ejecución. Rojo, a diferencia de lo que solía verse en los arqueros previo a la ejecución de un penal, comenzó a moverse sobre la línea de sentencia, desplazándose de un lado hacia el otro, buscando, quizá, desconcertar el ejecutor, pero Bilbao, con gran experiencia en el difícil fútbol del ascenso, no tuvo problemas en clavar el balón contra la base de uno de los palos, abriendo el marcador.

La primera etapa culminó con la victoria parcial del seleccionado local por 1 a 0, pero las cosas cambiaron en el segundo tiempo. Hubo cambios en ambas escuadras y en la visita José Raúl Iglesias reemplazó al delantero Luis Grecco. San Lorenzo mejoró ostensiblemente su juego y con un muy buen trabajo de Iglesias, inquietó mucho más al arquero Planes que había reemplazado a Erramouspe. Al final, la visita terminó imponiéndose por 2 a 1 con goles de Julio Grecco y del juvenil René Ayala.

Así pasó por Pehuajó, el delantero José Raúl “Toti” Iglesias, un grande que ya estaba próximo a debutar oficialmente en el primer equipo sanlorencista.

EN PRIMERA

Para la temporada de 1976, José Raúl Iglesias fue incluido en el plantel superior de San Lorenzo que disputaría el campeonato Metropolitano. Un plantel con figuras consagradas bajo la conducción de un ídolo del club, Alberto “Toscano” Rendo.

En la séptima fecha del torneo, llegaría el momento del popular “Toti” en una noche inolvidable.

PRIMERAS CONQUISTAS

El miércoles 17 de marzo de 1976, San Lorenzo recibió a Unión de Santa Fe en el Gasómetro. Un partido duro, donde la visita se imponía por 1 a 0 con gol de Marchetti. Faltando apenas 7 minutos para el final, Rendo mandó a Iglesias a la cancha y dos minutos después, Maletti fue derribado en el área albirroja, lo que significó penal para el Ciclón. Toti no dudó y pidió la pelota. Nadie lo contradijo, aunque todos miraron de singular manera al osado joven que tenía solamente minutos en primera división. No se equivocó. Aun cuando enfrente estaba el arquero José “Perico” Pérez, especialista en atajar penales. Iglesias le entró fuerte y clavó el balón a la derecha del arquero que se jugó hacia el otro lado. A solo un minuto del final, Prémici anotó el segundo y San Lorenzo se llevó una victoria que, pocos minutos antes, parecía inalcanzable.

Cuatro días después, el Ciclón visitó a Vélez con Iglesias en el banco, aunque ingresó a 3 minutos del final. Fue suficiente porque luego de estar un minuto en el campo de juego, se hizo presente en el marcador, asegurando la victoria azulgrana por 2 a 0.

Así fue su comienzo en primera división y así comenzó a ganarse un lugar en la máxima categoría del fútbol argentino.

MOMENTOS DIFÍCILES

Permaneció en San Lorenzo hasta mediados del ’77, momento en el que fue transferido al Barcelona B, un equipo de la tercera división del fútbol español que resulta ser una filial del poderoso Barcelona F.C.

Cumplió, aunque no a la altura de sus ansias juveniles de triunfar, pero siguió en España, jugando luego en el Logroñés y en el Recreativo de Huelva, siempre en el ascenso.

Retornó a la Argentina para jugar en All Boys, pero solo estuvo presente en 6 partidos, aunque marcó un gol.

Los sueños parecían desvanecerse, pero su fuerza espiritual no iba a claudicar y siguió adelante, buscando reencontrar al enorme goleador que habían vaticinado muchos y que todavía no había aparecido en toda su dimensión.

EL REENCUENTRO

Sarmiento de Junín fue su nuevo club. Allí estaba “el León” Espósito, “el Hueso” Glaria y Maletti que, conociéndolo de San Lorenzo, recomendaron su incorporación. Y Toti cumplió. Marcó 25 goles en 34 partidos, fue goleador del torneo y Sarmiento fue campeón, logrando ascender a primera A.

Siguió vinculado al club y en 1981, a pesar de lo altamente competitivo del torneo de primera, marcó 16 goles en un total de 28 partidos. Había aparecido el gran goleador.

Lo ratificó en Rosario Central, donde marcó 30 goles y retornó a San Lorenzo, donde en 1983 jugó junto a Rubén Insúa, Jorge Rinaldi, Walter Perazzo, Mario Husillos y Rubens Navarro, en un equipo netamente ofensivo, pleno de goleadores, que terminó siendo subcampeón del Metropolitano, a solo un punto del campeón, Independiente.

ULTIMO TRAMO

En 1984 se lo llevó el Valencia, pero casi no tuvo oportunidad y jugó muy poco.

Regresó a tiempo. Marcó 11 goles en Estudiantes de La Plata en 1985, 47 en Huracán, incluyendo torneos de Primera A y Nacional B, y 19 en el Racing Club, aunque en dos etapas en la Academia porque hubo un intervalo donde jugó para el Junior de Barranquilla.

Sobre el final de su carrera, marcó goles en Talleres de Córdoba, Deportivo Español y Lanús, donde se retiró en 1991.

EL GOLEADOR

José Raúl Iglesias, “el Totigol” como se lo apodó por la cantidad de goles convertidos, marcó 117 en la máxima categoría del fútbol argentino y 64 en la segunda división, los que, sumados a los que convirtió en el exterior, superan las doscientas conquistas en poco más de cuatrocientos partidos oficiales de Liga.

El Toti fue un delantero implacable, decisivo y letal que convirtió goles de todo tipo, mostrando ser tan bueno en el juego aéreo como con la pelota en los pies.

Es cierto que no contó con una técnica depurada en su tratamiento del balón, pero era veloz, audaz y oportuno, con un gran sentido de la ubicación y una quirúrgica precisión para definir, lo que obligaba a tenerlo vigilando permanentemente y constituía una verdadera pesadilla para las defensas rivales.

Toti, el extraordinario artillero que celebraba sus conquistas con una acrobática vuelta carnero, siempre tuvo palabras de agradecimiento para quienes le facilitaron su tarea goleadora con asistencias precisas, tales los casos de Jorge Rinaldi, Carlos López, Marcelo Trobbiani y Rubén Paz, entre otros.

José Raúl Iglesias, un grande del fútbol mayor de nuestro país, al que Pehuajó tuvo la oportunidad de conocer.

Roberto F. Rodríguez.

Seguir leyendo

DEPORTES

Fútbol femenino: la semifinal provincial entre Pehuajó y Olavarría se vive a través de Diario Noticias

Publicado

el

La Selección Pehuajense de Fútbol Femenino enfrenta este sábado a las 14:30 horas al combinado de Olavarría, en un partido que televisará Diario NOTICIAS a través de sus plataformas digitales.

Desde las 14 horas los usuarios pueden vivir la previa del cotejo en alta definición a través del canal de YouTube de NOTICIAS, lo que garantiza una transmisión de calidad en cualquier Smart TV. Además, se puede seguir a través de Facebook en la página Diario Noticias Pehuajó.

La dupla a cargo de esta transmisión especial, que inaugurará el partido a las 14:30 horas cuando el árbitro marque el comienzo, estará compuesta por Pedro Viera en los relatos e Irina Paola en los comentarios.

En lo que respecta a las competidoras, las locales vienen de consagrarse campeonas regionales en la copa Igualdad Heroínas de Malvinas, organizado por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia. La coronación les dio al pase al cuadrangular y el reto se les presenta ahora en la semifinal contra Olavarría.

La sede del partido ya fue definida y es la cancha de Defensores.

Seguir leyendo