Conectar con nosotros

POLÍTICA

Caso Aramburu

Publicado

el

CAMINO AL JUICIO

Privado de su libertad y mediante el empleo de varios vehículos en la tarea operacional que –tal como se expresara en nuestra entrega anterior– fue denominado como: “Operativo Pindapoy”, el teniente general Aramburu fue llevado por sus captores desde su domicilio en la Capital Federal hasta Timote, una pequeña localidad del partido de Carlos Tejedor, tratando, en el camino, de evitar por puestos policiales y ciudades importantes.

Arribados al lugar pasadas las cinco de la tarde, ingresaron al establecimiento rural “La Celma”, ubicado frente a las vías del ferrocarril y cercano al asentamiento urbano de la pequeña población timotense. Allí se alojó al militar en calidad de prisionero en una celda.

El país no lo sabía aún, pero por la tarde algunos diarios recibieron un comunicado a través del cual, el grupo denominado: Montoneros, reivindicaba el secuestro de Aramburu, asumiendo su autoría y anunciando que el militar sería sometido a lo que llamaban: “juicio revolucionario”. Luego se sucederían otros sin mayores precisiones.

Por entonces era buscando intensamente, pero su paradero era totalmente incierto y no se contaba –al parecer– con pistas firmes que orientaran la búsqueda. Se temía por su vida pero a medida que pasaban las horas, las esperanzas iban desvaneciéndose.

Llegó entonces un nuevo comunicado de la organización Montoneros, el número 4, escrito con idéntica tipografía a la de los anteriores y fechado el 1º de junio de 1970. Allí se informaba que ese mismo día, a las 07.00 horas, había sido ejecutado Pedro Eugenio Aramburu.

El comunicado, dejado en un bar de Villa Devoto, era escueto y determinante. No aportaba motivo, lugar, método ni otros detalles pero, creíble o no, echaba algo de luz sobre el misterio y constituía la definitiva presentación en sociedad de la mencionada organización, aunque lo más significativo era que ponía a los argentinos ante la evidencia de que un nuevo tiempo de violencia había llegado para quedarse.

Rápidamente el presidente Onganía decretó la pena de muerte para casos de privación ilegal de la libertad seguido de muerte o lesiones gravísimas, y otras medidas extremas, pero su posición tambaleaba tremendamente y pocos días después debió renunciar dejando la presidencia en manos de otro militar, el general Alejandro Agustín Lanusse, quien asumió el cargo con retención de su anterior cargo como Comandante en Jefe del Ejército.

SIN PISTAS

El tiempo iba pasando más rápido que lo deseado por las autoridades en turno y las investigaciones no arrojaban resultado positivo alguno. Se llevaron a cabo varias detenciones de personas consideradas sospechosas de tener alguna vinculación con el Caso Aramburu, pero al concluir el mes de junio, sin pruebas incriminatorias creíbles, la policía se quedó sin los detenidos, dado que éstos recuperaron su libertad.

El desconcierto era mayúsculo y la desesperación por conseguir alguna información valedera resultaba aún mayor. Nada se obtenía pese a los esfuerzos.

 UNA PUNTA

Recién el 1º de julio, cuando un grupo comando de Montoneros asaltó la comisaría de La Calera, en Córdoba, apoderándose de ésta y otras oficinas públicas, se produjo un giro en la investigación. El éxito inicial del copamiento sufrió casi inmediatamente un duro revés por la acción coordinada de las fuerzas armadas y fuerzas de seguridad tras la detención de dos de los elementos participantes en la acción luego que a éstos se les averiara el vehículo en el que se movilizaban y no pudieran escapar.

Se produjeron enfrentamientos armados que llevaron a la captura de algunos jefes del operativo de Montoneros, quedando como saldo varios heridos entre los que estaba el joven Emilio Maza, quien había participado del secuestro de Aramburu.

Parecía haber aparecido la punta que los llevaría al ovillo.

La policía indicó haber encontrado también una autorización escrita de Norma Arrostito, para que su cuñado, Carlos Maguid pudiera conducir el vehículo propiedad de ésta. El documento tenía la misma tipografía de los comunicados ya mencionados, estimándose que había sido redactado con la misma máquina de escribir que los otros, máquina que se logró secuestrar luego en el domicilio de un sacerdote quien habría indicado que esa máquina Olivetti había sido dejada allí por Norma Arrostito, aunque con fecha posterior a la de los comunicados.

Maza falleció a los pocos días, pero la policía obtuvo información y ahí se conocieron los nombres de quienes ejecutaron el secuestro del militar, ya ultimado para entonces.

Mario Firmenich, Fernando Abal Medina, Norma Arrostito, Carlos Capuano Martínez y Carlos Ramus pasaron a ser los buscados más importantes del momento, dado que a ellos se les atribuía dicho secuestro y posible muerte del exmandatario.

Cuando la investigación tuvo nombre y apellido, todo pareció encaminarse mejor. Un dato apareció entonces: Al parecer, Ramus y Firmenich, dos de los buscados, habían sacado un crédito bancario en Santa Fe poniendo como garantía una propiedad rural de la familia del primero: “La Celma”, establecimiento ubicado en las cercanías de Timote. Una propiedad que nadie había tenido en cuenta. No fue casual entonces que las miradas apuntaran hacia ese recóndito lugar perdido en la llana inmensidad agrícola-ganadera del Noroeste bonaerense. Rápidamente se dispuso el envío de una comisión policial ante la posibilidad que los nombrados permanecieran ocultos en el caserón del predio o sus alrededores. Naturalmente, nunca se evaluó la eventualidad que Aramburu, vivo o muerto, también estuviese allí, dado que aunque ya se lo presumía fallecido no había cadáver que lo confirmara.

LA CELMA

Las fuerzas policiales del país, a través de todas sus especialidades, estaban abocadas a la importante búsqueda por lo que no extrañó que desde la Jefatura de la Policía Bonaerense se ordenara un operativo con personal perteneciente al área de Cuatrerismo, es decir: efectivos destinados generalmente a combatir el abigeato y otras modalidades delictivas que tenían por escenario la zona rural, estimándose que se trataba de los más aptos para moverse en esos terrenos.

Así llegó la noche del miércoles 15 de julio cuando se hizo presente en nuestra ciudad, más precisamente en la Delegación de Cuatrerismo que tenía su sede en la calle Echeverría entre Zanni y González del Solar, una comisión policial procedente de Bragado a cargo del comisario Colicinio, quien traía órdenes de reforzar su dotación con efectivos de la referida dependencia pehuajense y partir hacia la zona rural.

Encabezados por el oficial principal William Páez, los efectivos del estamento pehuajense se incorporaron a las órdenes de Colicinio y partieron en la noche hacia el partido de Carlos Tejedor, arribando, tras más de una hora de viaje, a la localidad de Timote.

La orden que traía Colicinio contemplaba ingresar al establecimiento rural “La Celma” y comprobar si los buscados o al menos alguno de ellos, se ocultaban allí para proceder a la detención de los mismos y la incautación de cuanto elemento probatorio se hallase sobre actividades ilegales que éstos desarrollaban.

Nada decía la orden respecto al general Aramburu porque quizá ni se había contemplado la posibilidad de encontrarlo allí.

Cuando los policías obtuvieron información geográfica en relación con el objetivo a localizar, atravesaron las vías del ferrocarril y arribaron a La Celma en las primeras horas de un frío jueves 16 de julio.

Previendo la posibilidad de un enfrentamiento armado, el jefe operativo había dispuesto el siguiente plan: Arribar al lugar haciendo el mínimo ruido posible y sin encender luces, ubicar los vehículos con sus respectivos choferes en las afueras del predio, pero de manera estratégica como para contrarrestar cualquier intento de fuga, distribuir el resto del personal a pie y rodear la casona, siempre desplazándose a oscuras, hasta estar seguros de poder ingresar a la edificación. (Continuará el próximo fin de semana).

 

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA

Un paso más en el inicio del acueducto para la provisión de agua potable a Pehuajó

Publicado

el

En la tarde de ayer se llevó a cabo la licitación del proyecto para la construcción del acueducto que garantizará la provisión de agua potable y que le brindará a Pehuajó la posibilidad de ya no depender de otro distrito para acceder a este recurso. La obra se desarrollará en el marco del programa PROAS II y será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto que supera los 6.000 millones de pesos.

El evento fue encabezado por el gerente general del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), Alejandro Hoc, quien estuvo acompañado por el coordinador de la Unidad de Financiamiento Externo, Sebastián Loggio. El acto tuvo lugar en el ENOHSA, allí presentaron sus ofertas las siguientes empresas:

– Riva SA: $6.640.000.000,00.

– CRE Construcciones SA: $8.176.921.166,02.

– TECMA S.A. – Ecosur Bahía S.A. UTE: $6.046.012.443,13.

DETALLES TÉCNICOS DE LA OBRA

La infraestructura a licitar está dividida en tres bloques, el primero de ellos, es el de abastecimiento, e implica la ejecución de 18 perforaciones de 35 m de profundidad, que podrán operar a un máximo de extracción de 34m3/hr. A su vez, los pozos se configurarán en tres ramas de seis perforaciones distanciadas 1.300 m entre sí y estarán vinculados por un colector de PVC / PEAD.

En ese sentido, se prevé para cada rama seis válvulas de aire e igual cantidad de cámaras de desagüe. Asimismo, los equipos de bombeo serán: cuatro de 20 HP, uno de 15 HP y uno de 10 HP.

ALMACENAMIENTO Y BOMBEO

Otro de los bloques es el de almacenamiento y bombeo, que consigna la construcción de una cisterna de 220 m3 con tres ingresos en 250 mm, tres salidas en 200 mm y una de 500 mm hacia la casa de bombas. En ésta última, se construirá un manifold que permitirá la distribución a gravedad y a través de tres líneas de bombeo, donde se instalarán 3 equipos de 110 kW cada uno.

ACUEDUCTO

Por último, en el tercer bloque se prevé la instalación 54,8 km de acueducto en material plástico (PVC / PEAD) en dn 500 (mitad en clase 6 y mitad en clase 10) con 38 válvulas de aire y 39 cámaras de desagüe.

Seguir leyendo

POLÍTICA

El Intendente Zurro entregó subsidios por más de cinco millones de pesos

Publicado

el

El Intendente municipal, Pablo Javier Zurro, acompañado por el Director de Deportes, Federico Martín y el Secretario de Seguridad, Walter Pelle, hizo entrega de cuatro importantes subsidios a Deportivo Argentino, a Estudiantes Unidos, al Círculo Policial y al club Planeadores. Desde el gobierno local, detallaron los montos y en qué se invertirá el dinero.

DEPORTIVO: NUEVO PREDIO

El subsidio a Deportivo Argentino asciende a $1.035.200 y servirá para seguir con las refacciones en el nuevo predio que tiene la institución sobre av. San Martín.

ESTUDIANTES: VESTUARIOS Y BAÑOS

Por otro lado, el subsidio a Estudiantes Unidos es de $1.728.282 y se utilizará para la renovación de los vestuarios y baños del predio ubicado en Acceso Kirchner.

PLANEADORES: ARREGLO DE MOTOR

Otro de los aportes económicos, fue para el club Planeadores, que con esta ayuda importante de $1.652.820 arreglará el motor del avión soporte para los planeadores que tiene el lugar.

CIRCULO POLICIAL: CONSTRUCCIÓN EDILICIA

Por último, el Círculo Policial también recibió una importante ayuda económica que asciende a $800.000 que lo utilizarán para seguir con las reformas edilicias en el nuevo predio que ya cuenta con parrillas, quinchos, canchas de fútbol y un recambio de arbolado.

Seguir leyendo

POLÍTICA

Lucas Semper sobre el comienzo del Dólar Soja 2: “Tienen que reconocer que esto es una devaluación”

Publicado

el

El Presidente de la Sociedad Rural de Pehuajó, Lucas Semper, se refirió al anuncio de la segunda edición del dólar soja por parte del Ministro de Economía.

Semper, brindó una entrevista por Mágica donde explicó que el éxito de la primera edición a la que hacen referencia es que “teníamos el agua al cuello y la bajaron hasta la pera, estamos rascando la olla” expresó, para asegurar que esto es lisa y llanamente una devaluación, el productor sigue comprando a dólar oficial, y el Gobierno debería reconocerlo.

“EL GOBIERNO PARECE OPOSICIÓN”

“Se tienen que juntar el Presidente, la Vicepresidente y el Ministro de economía, que parecen ser oposición, y plantear las estrategias económicas” señaló, para agregar que todas las medidas que se están tomando, terminan beneficiando a los grandes, justamente a esos que desde el Gobierno dicen despreciar, porque ningún productor chico puede tener reservas para vender ahora. Además, señaló que la estrategia es anticipar ventas y dejar sin nada para vender en marzo, con una cosecha de maíz que tampoco se espera muy buena.

ECONOMÍA

Semper indicó que lamentablemente, desde que asumió Sergio Massa en economía, aun no siendo economista, no hizo ningún anuncio sobre un plan de Gobierno, van aplicando las mismas medidas en la urgencia como la del dólar soja que “es una buena medida para que no nos tape el agua pero ni siquiera va a tener el mismo resultado que la vez anterior”.

Seguir leyendo