Conectar con nosotros

DEPORTES

El gallego Rosendo

Publicado

el

El 23 de noviembre de 1952, culminaba una de las competencias más recordadas de la historia del automovilismo argentino: el Gran Premio de Turismo de Carretera. Una prueba trazada sobre 4.107 kilómetros de recorrido y que, tras culminar la misma luego de agotadores días y horas de travesía, el ganador superó a su más inmediato escolta por una exigua diferencia de menos de un minuto, hecho que dejó incorporada a dicha carrera entre las más peleadas, y al nombre de su vencedor, en lo más alto.

HERNÁNDEZ

Rosendo Hernández, dado que de él se trata cuando nos referimos al ganador de aquella gran competencia, nació el 2 de abril de 1915 en un pequeño paraje denominado Ojo del Río y perteneciente al Departamento Rural de Junín, en la provincia de San Luis.

Sus padres: don Rosendo y doña Ana López Gálvez, eran nacidos en Armería, España, donde nació la mayor de sus hijas, Ana, mientras que María Carmen, Delia, Rosa y Rosendo, nacieron en nuestro país.

CHOFER

El padre de Rosendo tenía un transporte de pasajeros, en un recorrido que unía Villa Dolores con San Luis, y el joven hijo, cuando tuvo edad para conducir, se hizo cargo de la unidad y ganó extraordinaria experiencia sobre los irregulares caminos que le tocaba transitar.

Acostumbrado a las rutas, pavimentadas o no, y a los viajes largos, rápidamente comprendió que no estaba lejos de contar con las condiciones humanas necesarias para formar parte de ese especial grupo de pilotos que se lanzaban a devorar kilómetros, compitiendo en una nueva categoría del automovilismo argentino: el turismo de carretera. Entonces fue por los demás elementos técnicos y logísticos que posibilitaran su incursión en dicha categoría.

EN EL TC

Para 1939 contaba con un Ford en condiciones de entreverarse con los punteros y participó del Gran Premio Extraordinario disputado con 125 pilotos que partieron dispuestos a cubrir 4.602 kilómetros en siete etapas. Ganó la primera etapa entre Córdoba y Santiago del Estero y terminó en el tercer puesto en la general, luego de siete días consecutivos sobre el camino.

En la temporada siguiente hubo solo dos competencias en el calendario oficial. La primera fue el Gran Premio Internacional del Norte, trazado desde Buenos Aires hasta Lima y regreso, siempre por camino del altiplano boliviano, completando 9445,400 kilómetros en trece etapas. Hernández se mantuvo cerca de los punteros y ganó la novena etapa entre Arequipa y La Paz, arribando tercero a Buenos Aires, detrás de Fangio y Musso.

CABALLERO

La segunda y última competencia del año fueron las Mil Millas y en ella también cumplió una buena labor, pero lo más destacado fue su gesto de detenerse para auxiliar al piloto Julio Pérez y su acompañante Bernardo Pérez, que habían protagonizado un impresionante vuelco cuando marchaban punteros. El desenlace resultó desafortunado, puesto que el piloto falleció, mientras que su acompañante necesitó un año para recuperarse, pero vivió.

Rosendo terminó tercero en ese campeonato que coronó a Fangio por primera vez.

RETORNO

En 1948, cuando se reanudó la actividad del TC, luego de la interrupción sufrida entre 1942 y 1947 por razones de la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias, Rosendo se inscribió, pero como piloto de Chevrolet, en el gran premio conocido como la “Buenos Aires – Caracas”.

Acompañado por Juan Grillo, largó con el número 20, pero abandonó en la quinta etapa, en tierra boliviana. Fue por la revancha en el gran premio de regreso entre Lima y Buenos Aires y logró arribar segundo escoltando a Oscar Gálvez. Para entonces ya era una de las grandes figuras del TC y a pesar de su actuación, decidió dejar el Chevrolet para volver al Ford.

FORD

Encaminó sus proyectos en la búsqueda de la gran victoria que le pedía su gente. Sin embargo, el triunfo se le negó durante algunos años, destacándose su labor en Santa Fe donde obtuvo un más que meritorio un segundo puesto; un tercer lugar en La Pampa; y una sexta ubicación en las Mil Millas, todas en 1949 y con un mismo ganador: Juan Gálvez, quien, sin lugar a dudas, fue uno de los más grandes pilotos argentinos de todos los tiempos.

LA GRAN VICTORIA

Recién en 1952 Rosendo alcanzó la victoria que tanto buscaba. Fue en el Gran Premio Argentino, disputado entre el 16 y 23 de noviembre y estructurado en tres etapas para cubrir 4.107 kilómetros. Un total de 111 competidores se anotaron en la prueba, entre los que estaban: Juan Gálvez, Oscar Gálvez, Eusebio Marcilla, Marcos Ciani, Víctor García, Domingo Marimón y el primer campeón del TC: Ángel Lo Valvo.

A Rosendo Hernández le correspondió el número 12 y se prendió en la lucha con una máquina que mostraba líneas de un sedán de calle, quizá poco atractivo para quienes esperaban ver un perfil más aerodinámico, pero el Ford del puntano caminaba, y mucho.

LAS ETAPAS

La primera etapa del Gran Premio, unió la ciudad de Buenos Aires con la capital mendocina, y fue ganada por Ernesto Petrini, conocido por el apodo “Tony”, quien era un destacado volante porteño, nacido en 1919, vale decir que era cuatro años menor que Rosendo.

El segundo segmento de carrera se desarrolló entre Mendoza y la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, la cual fue la más corta de la prueba, aunque superaba los ochocientos kilómetros de recorrido, y fue ganada por Juan Gálvez.

La tercera y última etapa demandó un extenso recorrido desde Catamarca hasta la Capital Federal, la cual fue ganada por Rosendo Hernández

MÍNIMA DIFERENCIA

La suma general de tiempos empleados, determinó que Rosendo Hernández era el ganador absoluto de la maratónica prueba, habiendo empleado un tiempo neto total de 33 horas, 20 minutos y 1 segundo, pero superando a quien arribó en el segundo puesto en las posiciones generales, Juan Gálvez, por solo 31 segundos, diferencia que quedó en la historia como la mínima registrada entre primero y segundo en una carrera de más de cuatro mil kilómetros.

La victoria le permitió sumar muchos puntos que, si bien no alcanzaron para discutirle el título a Juan Gálvez, lo ubicaron en el tercer puesto final en la temporada, lo que resultó otro éxito muy celebrado por su gente.

INOLVIDABLE

El Gran Premio de 1952 fue su última gran actuación, pero constituyó un éxito que la provincia de San Luis no olvidó jamás. Tal es así que en noviembre de 2002 y al cumplirse 50 años de aquella carrera, la Secretaría de Turismo y Deporte del gobierno puntano, conjuntamente con la Asociación Turismo Carretera del Ayer, organizó una serie de homenajes, festejos y conferencias durante tres días, evocando la figura de Rosendo Hernández, quien había fallecido en San Luis, el 11 de julio de 1980.

EL AUTO

El Ford con que ganara el Gran Premio fue llevado para exhibirlo, al moderno estadio puntano: “Juan Gilberto Funes” y solo ha transitado las calles para ocasiones especiales. Una de ellas aconteció el 14 de abril de 2005, y fue la ceremonia de casamiento del reconocido golfista internacional puntano Rafita Echenique, en el que la gloriosa máquina del inolvidable “gallego” Hernández, tuvo a su cargo la honrosa tarea de trasladar a la novia, Marina Nancy Peluccio, hasta la Iglesia, siendo conducida nada menos que por Ángel Rubén Monguzzi, para luego quedar en manos de Echenique, quien la condujo hasta el Golf Club San Luis donde estaba montada la carpa en la que se desarrolló la fiesta.

También es justo mencionar que, en los links del mencionado Golf Club, se llevó a cabo ese mismo día, un torneo que fue denominado: “Rosendo Hernández” como un homenaje más a una de las glorias deportivas de la provincia de San Luis y que dejó su nombre grabado a fuego en la historia del automovilismo argentino.

EL ÍDOLO

Rosendo Hernández no solo ha sido uno de los deportistas más queridos y populares de la provincia de San Luis, sino que su popularidad es solo comparable con la alcanzada por el inolvidable astro del boxeo, José María Gatica, de quien resultó contemporáneo.

Gatica y Hernández se convirtieron en reconocidos embajadores deportivos de la tierra cuyana que los vio nacer, más allá de las diferencias de conducta entre ambos, cuya aclaración no se considera necesaria por resultar absolutamente obvia; constituyendo una dupla de ídolos a la que con los años se integraría el querido futbolista Juan Gilberto Funes, formando una trilogía que llena de orgullo a los puntanos.

Roberto F. Rodríguez.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

Pehuajenses celebraron la clasificación de Argentina

Publicado

el

El silencio que imperó en Pehuajó desde las 16 solo se rompió dos veces para gritar los goles que le dieron la victoria a Argentina frente a Polonia en su último partido de la Fase de Grupos del Mundial Qatar 2022.

Después de eso, la algarabía se apoderó de las calles del centro y una multitud que se congregó en la plaza Dardo Rocha donde los vecinos celebraron en Alfonsín e Yrigoyen, para luego dar una “vuelta” por la plaza, marchando por la calle en caravana a puro celeste y blanco.

Personas de todas las edades con la camiseta albiceleste, bocinas y banderas, se reunieron de forma espontánea tras el partido que le dio el avance a la albiceleste a los octavos de final y mantiene vivo el sueño de hacerse con la Copa del Mundo.Argentina se impuso 2-0 en un juego donde mostró su mejor cara desde el inicio de la competencia.

El tránsito estuvo interrumpido en algunos puntos cercanos a la plaza, debido a la concentración.

 

Seguir leyendo

DEPORTES

Pancho Denuncio y una gran experiencia a nivel nacional: “Ser parte del cuerpo técnico de una selección argentina es una experiencia distinta a las demás”

Publicado

el

El pehuajense Juan Francisco Denuncio concluyó una experiencia positiva como integrante del cuerpo técnico del Seleccionado Argentino Cadete Femenino B de handball en el torneo Sur-Centro que se llevó a cabo desde el 23 al 27 de noviembre en Mendoza.

El certamen estuvo organizado por la Asociación Mendocina de Balomano (AMeBal) en conjunto con la Confederación Argentina de Handball. La selección nacional en la categoría cadetes femenino presentó dos equipos. El equipo “A” argentino logró el campeonato, mientras que el equipo “B” se ubicó en el 5° puesto. Se enfrentaron a Chile, Brasil, Uruguay y Paraguay.

Desde el aspecto deportivo, Denuncio se mostró conforme “porque nuestro equipo era de proyección, solamente buscábamos el crecimiento partido a partido y eso lo logramos”. Tal es así que vencieron al campeón Argentina “A”. “El primer encuentro ante Brasil fue parejo y se perdió por detalles; algo similar ocurrió con Uruguay, aunque se mejoró en el aspecto defensivo. En el tercer partido conseguimos una mayor fluidez de juego y perdimos por la mínima ante Paraguay.  En la derrota contra Chile tuvimos un mal primer tiempo y un muy buen segundo tiempo”, detalló Pancho.

“De todos modos nos queda como regalito haberle ganado al campeón, quedó claro que nosotros teníamos potencial. Además, estoy muy contento porque formamos un grupo con 4 entrenadores con el que armamos los dos equipos entre todos. Ver coronado campeón a nuestro equipo A donde todos fuimos parte de eso nos enorgullece mucho. Apostando siempre a que este Programa de Desarrollo Futuro 2028 se siga manteniendo en todo el país porque es la posibilidad que tiene el interior de participar en este tipo de competencias y medirse de igual a igual con federaciones y países fuertes. Desde nuestra asociación (APeBal) tenemos que apoyarlo para desarrollarlo y para mejorarlo”, analizó Denunció.

Que Juan Francisco Denuncio haya integrado el cuerpo técnico del seleccionado nacional también habla del gran momento que atraviesa el handball pehuajense, algo que también se ve reflejado en los Argentinos de Selección y en los Nacionales de Clubes.

“Ser parte del cuerpo técnico de una selección argentina es una experiencia distinta a las demás, sea el deporte que sea. Se necesita de una gran responsabilidad porque uno tiene que entender que las acciones que haga es la imagen de su país. Conocí gente muy buena en todo sentido; en la parte profesional, que me aportó un crecimiento enorme y en la parte humana donde mis observaciones fueron la gran tenacidad, lo trabajadores que son y la verdad que desde ese punto de vista es extraordinario. Todo positivo. Felicito a todos mis compañeros, a toda la comisión de Desarrollo de la Confederación Argentina de Handball, a mí coordinador Dady Gallardo y a la coordinadora Priscila Álvarez por este laburo”, destacó Denuncio respecto a su experiencia personal.

Seguir leyendo

DEPORTES

Victorias pehuajenses en “El Fortín” de Henderson

Publicado

el

Gustavo Pablo y Franco Cosentino ganaron las finales de la “Promo” 850.

Los pilotos de nuestra ciudad, Gustavo Pablo y Franco Cosentino, se ganaron las finales de la categoría Promocional 850, en el circuito “EL Fortín” de la vecina ciudad de Henderson, donde se corrió la novena fecha del calendario de las categorías del Turismo del Centro.

RESULTADOS

PROMOCIONAL 1100/1300

FINAL 1

1°) Fabian Campos; 2°) Dino Paolucci; 3°) Adrián Armani; 4°) Bruno Grimaldi; 5°) Luis María Fegan.

FINAL 2

1°) Luis María Fegan; 2°) Hernán Boyero; 3°) Fabián Campos; 4°) Bruno Grimaldi; 5°) Ricardo Santos.

PROMOCIONAL 850

FINAL 1

1°) Gustavo Pablo; 2°) Matías Urquizú; 3°) Franco Cosentino; 4°) Elías Villacorta; 5°) Sebastián Bergues-Diego Bellandi

FINAL 2

1°) Franco Cosentino; 2°) Gustavo Pablo; 3°) Matías Urquizú; 4°) Sebastián Bergues – Diego Bellandi; 5°) Jorge Cañete.

TC 4000

FINAL 1

1°) Gastón Paiola; 2°) Ricardo Redondo; 3°) Santiago Ramos; 4°) Santiago García; 5°) Ignacio Dorronzoro.

FINAL 2

1°) Gastón Paiola; 2°) Ricardo Redondo; 3°) Diego Heim; 4°) Miguel Forte; 5°) Ernesto Maggio.

PROMOCIONAL 6 CILINDROS

FINAL 1

1°) Kevin Rodríguez; 2°) José Luis Gauna; 3°) Jorge Correa; 4°) Emiliano Aranda/Diego Aranda; 5°) Ubaldo Cuadrado

FINAL 2

1°) Emiliano Aranda/Diego Aranda; 2°) José Luis Gauna; 3°) Ubaldo Cuadrado; 4°) Kevin Rodríguez; 5°) L. Grande/C. González.

 

Fuente: Lanza la Bola Deportes.

Seguir leyendo