Conectar con nosotros

DEPORTES

El Manija

Publicado

el

Tenía 18 años cuando pisó un campo de juego pehuajense. No era famoso en el país, pero sí era un jovencito en el que Independiente de Avellaneda había depositado grandes esperanzas para llenar la enorme camiseta número 10 que, en otros tiempos, habían lucido verdaderas glorias del rojo como: Manuel Seoane, Antonio Sastre, Ernesto Grillo y Mario Rodríguez, y que, a comienzo de los ’70 no tenía un dueño exclusivo e indiscutido como los nombrados. Y esas esperanzas tenían nombre y apellido: Hugo José Saggioratto, el pibe que llevaba varios años creciendo desde las divisiones menores de la institución.

Bochini no había aparecido todavía y los hinchas no imaginaban que un día, relativamente próximo, Aladino volvería a frotar la lámpara para que apareciera el genio. Pero eso es otra historia. Lo cierto en aquellos años era que todos los ojos apuntaban hacia el popular “Manija”, apodo que caracterizaba a ese muchacho santafesino.

SU ORIGEN

Nacido el 29 de enero de 1952 muchos antes que el nombre de su ciudad natal, Arequito, recorriera los escenarios de la mano y la inconfundible voz de Soledad Pastorutti, Hugo creció en el lugareño Club Belgrano y empezó a ser tenido muy en cuenta cuando apenas tenía 13 años, tiempo en que fue incorporado a la división reserva, donde siguió demostrando su habilidad con el balón en los pies, apelando a maniobras que dejaban totalmente desairados a sus marcadores y que le valieron calzarse la camiseta número 10, la de los elegidos.

PRUEBA SUPERADA

Siendo muy pibe todavía, en 1965 surgió la posibilidad de probar suerte en Independiente de Avellaneda, institución cuyo primer equipo acababa de coronarse bicampeón de América al haber ganado la Copa Libertadores por segundo año consecutivo. Los rojos eran el equipo del momento y la sola idea de quedar fichado allí constituía todo un atractivo.

Acudió a las pruebas acompañado por su padre y rindió en buen nivel, marcando goles en todos los encuentros, pero los días iban pasando y nadie confirmaba nada. Jugó un último partido antes de pegar la vuelta a sus pagos y -según ha recordado siempre– convirtió 4 goles, pero la incógnita se mantenía, circunstancia que llevó a su padre a hablar con los dirigentes explicándoles que debían regresar a Arequito porque nadie había mostrado interés en el pequeño delantero.

Sin embargo, Hugo recuerda que en ese momento apareció el gran Vicente De la Mata, gloria de los rojos que trabajaba en las divisiones formativas y le expresó a don Saggioratto que el único problema era que el pibe era muy chico todavía y como no tenía familia en la zona debían alojarlo con todo lo que ello trae aparejado para un chico de 13 años crecido en la tranquilidad pueblerina de una comunidad del interior de la pampa húmeda, junto a sus padres, dos hermanas y un hermano.

EL RETORNO

Volvieron a Arequito y al negarse a continuar estudiando, se empleó en una panadería, pero el trabajo rudo de madrugada le hizo ver que la soledad en Independiente no podía ser peor que eso y decidió retornar a Avellaneda. Tenía 14 años.

Debutó en tercera división en el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata, recordado estadio sanlorencista, donde le marcó un gol a Roberto D’Alessandro, arquero que luego sería bicampeón alternando en el arco azulgrana en 1972.

LAS VISITAS A PEHUAJÓ

En 1970, integrando la reserva con pibes como: Cabezal, Palomba y Capellán, entre otros que llegarían también a jugar en la división superior del rojo, visitó Pehuajó para un encuentro amistoso ante la selección albiceleste local, encuentro que se disputó el 17 de agosto en cancha de Boca Junior como parte de los festejos por un nuevo aniversario de la entidad auriazul pehuajense.

Romero; Cabezal, Ferreya, Capellán y González Echenique; Umérez, Palomba y Saggioratto; Gualliara, Santiago y González fue el equipo rojo de esa tarde, mientras que:

Planes, Arive, Galiani, Von Pollackoff (h) y Cáliz; Vitángeli, Núbile y Rodolfo Pascual; Torres, Manuel Hernández y Calcagni integraron el elenco lugareño.

Frente a un mediocampo con buen pie, pero poca marca, Palomba y Saggioratto se adueñaron del espectáculo y llevaron al juvenil equipo visitante a terminar goleando por 5 a 0, dando una notable cátedra de buen fútbol asociado, en especial de mitad de cancha hacia delante.

Exactamente un año después, el 17 de agosto de 1971 retornó a Pehuajó, pero integrando como refuerzo una división menor de Independiente que dirigía Fernando Bello y que tenía en sus filas al juvenil pehuajense Osvaldo Carrica.

Este pibe de Magdala que había surgido en Calaveras y el muchacho de Arequito, eran los dos únicos valores que los aficionados locales conocían.

La selección albiceleste volvió a ser el adversario, pero ahora integrada por: Planes, Marcelo Gómez, Borghi, De Antón y Borjas; Rodolfo Pascual, Von Pollakoff (h) y Núbile; Torres, Bernaule y Díaz, ingresando luego Ranciari, Alanís y Manuel Hernández.

Ganó el local 4 a 2 a un muy joven equipo rojo que terminó jugando con 10 hombres por expulsión de Montero debido a una violenta falta sobre Hernández.

Pascual en dos ocasiones, Alanís y Torres marcaron para el local. Franco y Saggioratto, éste último mediante un tiro penal, lo hicieron para la visita.

A PRIMERA

Para la primavera de 1971, Saggioratto era jugador de reserva que pedía un lugar en el equipo superior, pero con un Independiente que había ganado el campeonato Metropolitano de 1970 y repetido al año siguiente, no era fácil conseguir un puesto en un equipo ganador integrado por jugadores hechos y que atravesaban un buen presente.

Sin embargo, la huelga de profesionales que se desató en noviembre de ese año ’71, obligó a las instituciones a integrar sus equipos con juveniles y ahí surgió su oportunidad.

Debutó en primera en la octava fecha del torneo Nacional en Avellaneda con una victoria por 3 a 0 sobre Huracán, donde marcó uno de los goles. Más no podía pedir.

En 1972, jugando por izquierda, al lado del polaco Semenewicz, fue parte del equipo que ganó la Copa Libertadores, pero cuando todo hacía presumir que se adueñaría definitivamente de la casaca número 10, apareció Bochini.

Igual se las arregló para jugar al lado del Bocha y siguió en el plantel superior que ganó tres Libertadores más, una Intercontinental y dos Interamericanas entre 1972 y 1975, año éste en el que Independiente decidió cederlo a préstamo a Belgrano de Córdoba, pasando luego por Unión y All Boys, tiempos en los que una lesión en el tendón de Aquiles lo tuvo a maltraer, demandando cirugía y una recuperación más extensa de lo esperado.

BICHO COLORADO

Si haber jugado al lado de Bochini había sido un sueño, la vida le había reservado otra sorpresa, porque en 1979 fue contratado por Argentinos Juniors donde pudo jugar al lado de Diego Armando Maradona, con quien logró mantener un diálogo futbolístico notable que hizo delirar a la hinchada del Bicho de La Paternal, con un equipo que desplegó por momentos un fútbol de alto vuelo y terminó empatando el segundo lugar en una de las dos zonas con Vélez y detrás de River. Argentinos tenía mejor diferencia de gol, pero debió ir a un desempate y perdió, accediendo Vélez al cuadrangular final que ganó River.

Sin embargo, lo que más se recuerda era la magia artística y hasta acrobática que desplegaban en los entrenamientos, algo decididamente espectacular e inolvidable.

Retornó a Independiente en 1980 y al año siguiente se retiró en Vélez, con un registro de 221 partidos oficiales en primera, 19 de ellos internacionales, con un total de 24 goles.

SIEMPRE MANIJA

Hugo José Saggiorato, el pibe que llegó al gran Independiente desde el humilde Belgrano de Arequito cuando apenas contaba con 14 años de edad, fue un notable futbolista que supo encontrar, al son de su zurda artística e impredecible, el lugar que le marcaron las circunstancias cuando la ilustre casaca número 10 del rojo que había empezado a lucir con orgullo y eficacia, quedó mejor en el genial Bochini. Entonces Hugo fue armador auxiliar, asistente de dirección en la construcción del juego ofensivo, delantero retrasado, mediocampista libre, volante ventilador o cuanta función fuera capaz de cumplir sobre la izquierda del campo de juego con el arco rival como norte y con la manija a mano.

No fue goleador, aunque marcó goles decisivos, pero ayudó a que muchos lo fueran. Inteligente y escurridizo, siempre se mostró amigo de la pelota y profesó un fútbol con velocidad mental, técnica depurada y viveza de potrero. Suficiente para entrar en la historia grande de un fútbol argentino que lo recordará siempre por el apodo que identificó su juego: “Manija”. ¿Qué más se podría agregar?

Roberto F. Rodríguez.

FOTO 1: Tapa de El Gráfico en 1974. Triunfo sobre Boca.

FOTO 2: En el rojo de 1975 junto a veteranos conocidos y algunos pibes que vinieron a Pehuajó. Parados: Cabezal, Sa, Carrica, Cuiña, Pérez y Galván, Hincados: Bertoni, Ruiz Moreno, Saggioratto, Bochini y Giribet.

FOTO 3: Pase de Diego, gol de Manija ante River en el ’79. Doble página de El Gráfico.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

Juegos Bonaerenses 2022: Pehuajó llevará una delegación de más de 200 personas

Publicado

el

La etapa local de atletismo en el Centro Ciclista. (Prensa Pehuajó)

Los representantes locales viajan mañana a Mar del Plata.

Mañana, viernes 30 de septiembre, la delegación pehuajense, partirá rumbo a Mar del Plata a disputar las finales de los Juegos Bonaerenses 2022.

El sábado 1 de octubre será día de acreditaciones y a partir del domingo 2, comenzarán a competir hasta el jueves 6 inclusive.

Producto del gran trabajo en conjunto entre las diferentes áreas del municipio con los representantes de cada disciplina deportiva y cultural, Pehuajó tendrá en Mar del Plata a una numerosa delegación que estará integrada por más de 200 personas, jóvenes y adultos mayores, que se dividen en las siguientes disciplinas:

 

DEPORTES

Patín, golf, tenis, atletismo, atletismo PCD, softbol U18 femenino, softbol U16 femenino, softbol U14 masculino, natación-acuatlón, gimnasia artística, beach vóley, taekwondo, futsal, handball U18 masculino, handball U18 femenino, vóley U13 masculino, ajedrez, natación PCD,

 

CULTURA

Solista vocal adulto mayor, solista vocal PCD, danza folclórica adulto mayor, danza folclórica sub 18 y bandas de rock.

 

ADULTOS MAYORES

Tejo femenino, burako y bonaerenses en carrera.

Cabe destacar que también la delegación contará con una enfermera y periodistas.

Desde su creación en 1992, los Juegos Bonaerenses son la principal competencia deportiva y cultural de la Provincia de Buenos Aires. A lo largo de su historia, más de 20 millones pasaron por este programa que promueve el acceso a la actividad física y la expresión cultural de la población.

Esta competencia es organizada por la Subsecretaría de Deportes y cuenta con tres etapas de desarrollo: Municipal (mayo/junio), Regional (julio/agosto/septiembre) y Final Provincial (octubre). Se compone por disciplinas deportivas y culturales, las cuales están divididas en distintas categorías como Juveniles, Personas con Discapacidad, Adultos Mayores, Estudiantes Universitarios y Terciarios, y Personas Trasplantadas. Fuente: Prensa Pehuajó.

Seguir leyendo

DEPORTES

Softbol en la cancha municipal

Publicado

el

El domingo se disputó una fecha de la Liga del Noroeste.

El pasado domingo, en la cancha municipal, se llevó una nueva fecha de la Liga Noroeste de Softbol.

Los resultados fueron los siguientes:

Pehuajó 10 – Newbery de Lincoln 0

La Rufinita 8 – Newbery de Lincoln 0

Pehuajó 10 – La Rufinita 0

Cabe destacar que el equipo pehuajense entrena durante la semana en la cancha municipal, que está ubicada detrás de la cancha de hockey sintético municipal.

Fuente: Prensa Pehuajó.

Seguir leyendo

DEPORTES

Siguen los encuentros de “Pehua Handball”

Publicado

el

Fue el turno de la categoría Mini. El próximo es para los Infantiles.

El viernes pasado, en el gimnasio del club Defensores del Este, se realizó un encuentro de “Pehua Handball” con chicos y chicas pertenecientes a la categoría Mini.

El mismo fue organizado conjuntamente con la cátedra de handball del Segundo año del Profesorado de Educación Física.

Hubo servicio de cantina organizado por la cooperadora del Jardín N°907.

El próximo viernes 30 de septiembre es el turno nuevamente de las categorías Infantiles.

Fuente: Prensa Municipal.

Seguir leyendo