Conectar con nosotros

SOCIEDAD

El secreto de ser padre

Publicado

el

Padre, palabra corta, de apenas cinco letras, que representa un rol muy importante en la vida y encierra muchos sentimientos y sensaciones. Porque un día, uno que ha sido hijo, de pronto se convierte en padre y se llena de alegría, orgullo, preocupación y miedos. Sí, miedos, de esos de los que muchos nos enorgullecíamos de no haber sentido nunca. Pero un día, ese día al que me referí, todo cambia.

Está claro que nadie nos enseña a ser padres, ni tampoco se aprende en ningún establecimiento, por lo que solo podemos valernos, en el mejor de los casos, del ejemplo que hemos recibido de nuestro progenitor. Un ejemplo que, seguramente, hemos admirado, disfrutado, sufrido y hasta cuestionado, precisamente porque lo veíamos desde nuestra posición de hijo. Una posición que, de golpe y porrazo -como decía mi abuelo– se invierte totalmente y pasamos a ser padres de un hermoso ser, recién nacido, el que muchas veces

no detiene su llanto por más que uno lo pasee por toda la casa, pero que, cuando lograr cerrar su boca, automáticamente abre sus ojos en toda su dimensión y ni pensar en que se duerma. Entonces pasan por nuestra mente los recuerdos de las muchas veces que deseamos que nuestro padre se demorara en llegar a casa, porque sabíamos la que nos esperaba debido a nuestra conducta inadecuada, la cual sería denunciada sin miramientos por nuestra amada madre. Y, aunque no lo habíamos pensado jamás, pasamos a querer que viniera ahora, a sacarnos del embrollo y enseñarnos a actuar como buenos progenitores, con la palabra justa y el consejo práctico adecuado a las complicadas circunstancias que nos toca atravesar. Además, él, no solo es padre sino también abuelo, y eso debería otorgarle ciertas responsabilidades porque, quiera o no, no deja de ser un eslabón de la cadena genealógica familiar, necesario para que su hijo y su nieto o nieta, existan.

Cuando todo se calma, pensamos en ese pequeño ser y en lo que será en la vida. Y, muy importante también, en cómo lo educaremos.

Nunca le pregunté a mi padre sobre lo que pensó en aquellos momentos de mi incipiente infancia. Quizá fueron muchas más cosas las que no me atreví a preguntarle, pero lo disfruté unos cuantos años, aunque a la vuelta de la vida aparezcan como pocos en el cómputo general, en especial si es medido desde la necesidad de tenerlo. Y me asaltan los recuerdos. Como los de aquellas maratónicas mateadas hablando de todo, especialmente de lo que lo apasionaba, como el tango y el boxeo, dos pasiones bien porteñas, aunque no exclusivas, que trajo de sus años vividos en la Capital Federal. No era porteño. Eso me lo aclaró siempre. Porque había nacido al norte de la gran ciudad, más precisamente en Pilar, una zona casi de campaña en aquellos años ’20 del pasado siglo, cuando el brazo del denominado Gran Buenos Aires aún no se había estirado tanto como para abrazarla.

Hoy, cuando hay una nueva generación familiar habitando la casa donde viví infancia y adolescencia, su silla sigue solitaria bajo el viejo emparrado del amplio patio, denunciando su ausencia física.

Allí estaba cuando, seguramente, cebó el último amargo en una cálida tarde otoñal. Cuando ninguno del resto de la familia se atrevió a imaginar que ya no volvería a ocupar ese sitio y que, efectivamente, aquel había sido el último amargo que entregó su mano temblorosa pero luchadora, mano que jamás se atrevió a rendirse, aunque nada pudo hacer cuando el cuerpo dijo basta, cuando llegó el momento de iniciar el eterno y muy merecido descanso.

Sé que el miedo a perderlo no alcanzó para detener el destino. Que se fue porque así debía ser. Sin embargo, comprendí que dejó tanto en mí con sus enseñanzas y, especialmente con su ejemplo diario, que no me atrevo a extrañarlo. Porque está en mí, en cada paso que doy, en cada decisión que tomo, en cada partido de fútbol que veo, en cada tango que escucho y en cada velada boxística a la que acudo. Siempre está. Porque me enseñó a ver y analizar, a pensar y decidir, a creer en mí mismo y, por sobre todas las cosas, a disfrutar de la vida en las pequeñas cosas cotidianas.

Me fascinaba escucharlo, y absorber esos conocimientos, y hoy me alegro que así haya sido, porque cada vez que sale un tema tratado, es como si estuviera reiterándomelo. Y vuelvo a tenerlo.

Sin embargo, la desvencijada silla sigue vacía. El tiempo se llevó la sombra de la parra y el sol ilumina el patio como queriendo mantener el calor de su paternal presencia en el lugar. A veces pienso que no es necesario. Que está en mi corazón, marcado a fuego, y nada podrá borrarlo de ahí.

Este domingo será muy especial porque celebramos el día del padre y quiero, en su nombre, saludar a todos los padres, aunque no pueda hacerlo con él como quisiera. Con un beso, un abrazo, o quizá también con aquel saludo tan nuestro que practicábamos a diario: un gancho de izquierda que le lanzaba buscando su hígado y que él cubría a la perfección con el brazo derecho, para inmediatamente replicar con un cross corto, casi ascendente por línea interna, ocupándose que llegara a mi rostro, pero ya convertido en caricia. Un saludo poco convencional, aunque muy nuestro.

Porque, como dice un conocido tango, mi padre está clavado en mí como un puñal en la carne. Con la omnipresencia propia de quien consigue vencer al olvido, al menos por unos cuantos años. Es cierto que cuando vayamos despareciendo todos los que lo conocimos, su recuerdo se irá difuminando en el tiempo, pero es mi deber y necesidad, transmitir su historia a las generaciones familiares que me sucedan, para que, al menos, quede el relato de esa vida que tuvo y que logré compartir unos cuántos años. Reitero: quizá no fueron muchos, pero sí lo suficientemente intensos como para dejar una huella eterna en mi memoria y una marca indeleble en mi corazón.

Siempre lo admiré. Pero creo que la máxima expresión de ello fue al saber fehacientemente que, cuando llegué a sus brazos por primera vez en aquella fría mañana de julio, me tomó con sumo cuidado y me dio diploma de hijo, aun sabiendo que yo no llevaba su sangre. Nunca, esa simple razón, pudo impedir que canalizara hacia mi persona todo ese amor de padre. Junto con la vieja me dieron un hogar, una familia, una vida. Apostaron sin saber y me honraron con un apellido debidamente legalizado, el que he tratado de llevar dignamente, y que he prolongado en mis hijos. Porque, como expresé al principio, también soy padre, tan autodidacta como todos, con el mismo orgullo, alegría, preocupación y miedos, pero con el corazón marcando el camino hacia cada decisión, como si allí estuviera el verdadero manual de padres. Y quizá allí esté el secreto.

¡Feliz día a todos los padres!

Roberto F. Rodríguez.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOCIEDAD

“Día de la ancianidad”: Chocolateada y música esta tarde en el Centro de Jubilados y pensionados

Publicado

el

Miguel Parera, de la comisión directiva de la entidad, anuncio que el encuentro comenzara a partir de las 15 horas en la sede ubicada en av. Perón 47.

Miguel Parera, del Centro de Jubilados y Pensionados, informó esta mañana en la 100.5 sobre los festejos que se llevaran a cabo este viernes en las instalaciones del Centro (Av. Perón 47) con motivo del “Día de la Ancianidad”, que se conmemoró el pasado 21 de junio.

Parera precisó que “mañana en el Centro de Jubilados vamos a festejar el Día de la Ancianidad a partir de las 15 horas, habrá números artísticos y se servirá una chocolateada con torta para los abuelos que concurren y que habitualmente son los del Hogar Inchauspe y del Hogar Sagrado Corazón. Además, toda la gente que tenga ganas de participar y pasar un momento ameno puede acercarse mañana al Centro, están todos invitados. La idea es que los abuelos sobre todo la pasen bien”

Por otra parte, Parera confirmó que la próxima cena mensual organizada por la institución será el 24 de julio y que pronto informaran sobre la correspondiente venta de tarjetas.

Seguir leyendo

SOCIEDAD

Comunicado del Consejo Profesional: Incomprensible falta de respuesta de la Administración Fiscal

Publicado

el

Esta semana que se inicia comenzarán a vencer los plazos para las presentaciones de las Declaraciones Juradas de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales de personas humanas por el año 2021.

Se ha generado una situación en la que el silencio de la Administración Federal ante los reclamos de la profesión denota la falta de voluntad de atender las necesidades de quienes nos transformamos en un eslabón fundamental en la relación tributaria.

Es así que la puesta en línea de los aplicativos necesarios para la liquidación de los mencionados tributos se hizo efectiva a mediados del mes de mayo, con errores que merecieron correcciones y que se constituyeron en un importante aporte a la confusión y a la complejidad en la realización de la tarea que nos encomendaron nuestros comitentes. Y pese a los respetuosos reclamos de las instituciones profesionales, el silencio ha sido una constante. Y peor aún, hemos recibido como respuesta a nuestro reclamo de extender los plazos establecidos en la RG 5.192, un correo electrónico del 15/06 en el que nos hacen saber “que los vencimientos son los previstos en la RG 5192/2022”, lo que pone en evidencia que los argumentos vertidos en nuestra solicitud no han sido siquiera analizados.

El 15 de enero de 2020, a pocos días de que la Dra. Mercedes Marcó del Pont asuma como Administradora Federal de Ingresos Públicos, nuestro Consejo le envió una nota en la cual manifestábamos que “Nuestro Consejo Profesional alberga a algo más de 20.000 matriculados, los que en su gran mayoría se constituyen en pequeños estudios que atienden a pequeñas unidades económicas, que delegan en los primeros gran parte de la tarea que naturalmente les corresponde. Y, consecuentemente, son los profesionales los que sufren diariamente la presión por cumplir con la innumerable cantidad de normas de la forma más eficiente posible. La exigencia muchas veces intempestiva de la utilización de nuevas herramientas, con plazos dramáticamente irrisorios, ponen a nuestros colegas en una difícil situación en la que el incumplimiento y las potenciales sanciones a sus comitentes juegan un papel tristemente trascendente.” Para agregar que “El motivo central de estas líneas es poner de relieve el complejo contexto en el que los graduados en ciencias económicas llevan a cabo su labor, desde hace ya mucho tiempo, y que confiamos poder atenuar con la tarea conjunta. Sabemos de las prioridades, también conocemos la decisión política de atender las dificultades por las que atraviesan las Pymes, y no podemos más que ofrecer nuestra colaboración para que esta tarea no implique trasladar a los colegas matriculados una presión mayor a la razonable que hemos asumido al momento de abrazar la materia tributaria como actividad profesional.”

Pese a la actitud proactiva de nuestras instituciones, lo descripto se mantiene en igual estado de situación dos años y medio más tarde de aquella nota.

Advertimos la velocidad con la que las redes sociales se hicieron eco de la nula respuesta a los constantes reclamos que realizaron nuestros Consejos, lo que pone de manifiesto que la preocupación ante el silencio ha ido creciendo en forma geométrica.

En esta oportunidad, y sin garantías de llegar a cumplir con todos los comitentes, muchos profesionales tuvimos que atender nuestras obligaciones en horarios fuera de lo habitual, incluso en días no laborables y feriados, ya que, de manera incomprensible, ha existido por parte de la Administración una posición intransigente ante los numerosos pedidos de la profesión.

Para que la situación sea aún más complicada, coexisten con los vencimientos mencionados los de las Declaraciones Juradas de IVA mes de Mayo (21/06 al 27/06); Bienes Personales Acciones y Participaciones sociales (23/06 al 27/06); Ingresos Brutos (en PBA 21/06 al 04/07), entre otros y, además, a pocos días de haber terminado de cumplimentar con los otros vencimientos habituales. Probablemente se nos diga que estos vencimientos se repiten mes a mes, lo cual es cierto. Pero con aplicativos que se ponen en línea sin la prueba adecuada, y la seguridad de que no traerán problemas en su utilización, la tarea sería más previsible y llevadera.

Es por ello que seguimos insistiendo en que se deben fijar plazos acordes a toda la agenda impositiva y con las herramientas tecnológicas debidamente probadas para que su manejo no implique demoras en el desarrollo de la tarea de los usuarios. Somos fervientes defensores de la utilización de la tecnología en esta materia, pero con tiempos racionales para su vigencia obligatoria.

Seguramente queda mucho por hacer en esta materia de crear mejores condiciones para la tarea de los profesionales en materia tributaria, hemos ofrecido nuestra colaboración para que, en conjunto (administradores, administrados y profesionales), podamos llegar a generar mejores condiciones para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Los profesionales no somos “pedidores de prórrogas” sino que pretendemos poder trabajar en mejores condiciones, sin atender vencimientos intempestivos, y que el tiempo de dedicación profesional pueda destinarse al asesoramiento que nuestros comitentes necesitan, sobre todo en estos tiempos tan complejos en la vida económica de nuestro país.

Ratificamos el pedido realizado por nuestra Institución para que los vencimientos del plazo para la presentación de las Declaraciones Juradas de los impuestos a las Ganancias Personas humanas y Bienes Personales, opere en la última semana de julio próximo.

Seguir leyendo

SOCIEDAD

Hoy se conocerá el veredicto del juicio por el femicidio de Bárbara Zabala: “Pido perpetua y que no salga nunca más porque nos quitó lo más sagrado que teníamos. Era evitable”

Publicado

el

Oscar Zabala, papa de la joven asesinada en diciembre de 2019, aseguró que el fallo “va a generar un precedente en el país. Quiero tener la tranquilidad de morirme en paz”.

Este jueves 23 de junio, pasado el mediodía, se conocerá el veredicto del juicio desarrollado por el femicidio de Bárbara Zabala, ocurrido en pleno centro de Pehuajó el 6 de diciembre de 2019. Las audiencias del proceso judicial tuvieron lugar la semana pasada en Trenque Lauquen y el Tribunal Oral Criminal Nº 1 deberá decidir si condena y de qué forma, al único imputado de la causa, Brian Dirassar. Cabe recordar, que tanto el abogado que patrocina a la familia de Bárbara como el Fiscal Leandro Cortellezzi solicitaron la mayor pena que establece el Código Penal Argentino, la “Reclusión Perpetua”.

A pocas horas de conocerse la resolución de la justicia, Oscar Zabala, papa de la joven asesinada, expresó que “son días durísimos, que un cuerpo humano no los puede resistir, pero es lo que nos tocó y vamos como podemos. Es muchísimo el dolor. Ha habido muchos problemas de salud y compañeritas de Barbi tuvieron que ser internadas”

“VER AL ASESINO COMO ACTUÓ”

“Revivir todo eso y ver al asesino actuar como actuó, lo que dijo y enterarnos de cosas que por ahí no sabíamos es muy duro” indicó Zabala.

PERPETUA

“Pido la reclusión perpetua, es lo que venimos trabajando con el abogado y el Fiscal que han trabajado excelentemente. Pedimos que no salga nunca más. El (Dirassar) sigue en su postura, hubo amenazas desde la cárcel y me llamo. Eso logro comprobarse y se incorporó a la causa como agravante. Hablo solamente de él y dijo no recordar, no es una persona. Espero que no salga nunca más, porque previo a lo de Barbi, el hizo amenazas que no se tomaron en serio y pasó lo que pasó, una cosa que era evitable” remarcó el padre de la joven asesinada en Pehuajó.

“MORIRME EN PAZ”

“Quiero tener la libertad de morirme en paz. Creo que el fallo va a ser reclusión perpetua y va a generar un precedente en el país. No va ser perfecto, porque lo perfecto seria que nos digan que terminó el juicio, que haya reclusión perpetua, que no sale nunca más y que nos podamos llevar a nuestra bebita a casa, pero eso no puede suceder. Ya no entra más dolor en el cuerpo. Nos quitaron lo más sagrado que teníamos y la mimada de todos” sostuvo Zabala.

EVITABLE

“Esto era evitable, esta ‘cosa’ tuvo dos parejas anteriores y con el mismo modus operandi, tenía muchas denuncias por parte de estas ex parejas. Una de las familias se tuvo que ir de Pehuajó, que también declararon como testigos en el juicio. Hay una gran falla del estado, se toman las cosas muy a la ligera”.

DENUNCIAS

“(Barbi) concurría con sus hermanas a hacer las denuncias y no tuvo un buen trato en la Comisaria de la Mujer, era evitable. En el juicio se desprendieron varias cosas contradictorias sobre lo que estaba escrito y los partícipes. Quedó demostrado que era evitable”, aseguró Oscar Zabala, en una entrevista por FM Del Sol.

“PERRO QUE LADRA NO MUERDE”

“El día anterior (al femicidio) habíamos hecho varias denuncias. Tuve la oportunidad de hablar con algún Jefe Policial y me dijo que ‘perro que ladra no muerde’, se minimizo muchísimo. Se desprenden automáticamente juicios paralelos o intervenciones del estado”.

“Nosotros no tenemos nada en contra de la policía, no sé porque la policía está en contra de nosotros. Hay toda una investigación sobre eso y los responsables pagaran no sé de qué forma, pero no lo hacemos nosotros. Ese puñadito de efectivos que actuaron mal mancha la investidura del resto. En la policía hay gente muy buena”.

“CANTARLE FELIZ CUMPLEAÑOS EN UN CAJÓN”

“Que te arranquen una hija así y cantarle el feliz cumpleaños adentro de un cajón es terrorífico. Era evitable y en un segundo se terminó todo”.

JUICIO

“En el juicio le dieron la posibilidad del cierre a él, cuando deberíamos haberlo tenido nosotros, los damnificados y los que estamos sufriendo. Se burló de todo el mundo. Ensució el nombre de mi hija, estas calañas se abusan de chicas inocentes” finalizó Zabala, padre de la joven asesinada.

Seguir leyendo