Conectar con nosotros

DEPORTES

Gresca copera

Publicado

el

La expulsión sufrida por Messi hace muy poco tiempo, primera jugando para el Barcelona, generó comentarios y muchos recordaron su debut en la selección mayor argentina, cuando “la Pulga” apenas duró 43 segundos en cancha y vio la roja al intentar librarse, con ampulosos revoleos de su brazo, de la presión ilegítima de un jugador húngaro que cayó como si hubiera recibido un golpe de knock out.

Y como la historia del fútbol mundial es frondosa en episodios de diversa índole, algunos medios de prensa recordaron a otros casos.

David Pratt, del Chippenham Town, se fue a los 3 segundos de haber iniciado el juego y Giuseppe Lorenzo, del Bolonia de Italia, duró solo 10 segundos. Ambos casos por agresión al rival. En cambio, Kevin Pressman, arquero del Sheffield Wednesday, vio la roja a los 13 segundos por cortar una maniobra rival deteniendo el balón con la mano fuera de su área.

También quedaron en la memoria colectiva otros que no fueron expulsados y quizá, el caso más recordado es el de Julián Camino que, en un encuentro por eliminatorias ante Perú en cancha de River en 1985, le aplicó, apenas iniciado el partido, una descalificadora plancha al peruano Franco Navarro, fracturando su pierna, pero solo fue amonestado.

Y entre tantos recuerdos apareció la figura de Pepe Urruzmendi, delantero uruguayo que pasó por el fútbol argentino y que en un partido disputado un día como hoy, pero de 1968, sufrió una rápida expulsión cuando aún no había llegado a tomar contacto con la pelota.

INICIO COPERO

Estudiantes de La Plata, campeón del Metropolitano de 1967 e Independiente de Avellaneda, campeón del Nacional del mismo año, representaron al fútbol argentino en la edición del año siguiente de la Copa Libertadores de América e integraron el mismo grupo en primera fase junto a los equipos colombianos: Deportivo Cali y Millonarios.

Como era natural en aquellos años, el fixture enfrentaba en primera fecha a los representantes de un mismo país, por eso aquel 27 de enero de 1968, Independiente, que buscaba reverdecer gloriosos laureles internacionales en una copa que le sentaba bien, recibió en el estadio de la doble visera a un Estudiantes que hacía su debut copero, sin imaginar el romance que nacería a partir de allí con tan preciado trofeo continental.

EQUIPOS Y BANCO

Santoro, Mircoli, Monges, Acevedo y Pavoni; De la Mata, Pastoriza y Mura; Bernao, Artime y Tarabini fueron los titulares del rojo. Poletti, Manera, Aguirre Suárez, Madero y Malbernat; Bilardo, Pachamé y Echecopar; Ribaudo, Conigliaro y Verón, los once que puso Osvaldo Zubeldía en la formación del Pincha.

Lo curioso, en ese tiempo, era ver los bancos con suplentes. Hoy parece natural pero recién en 1968 se autorizaron dos cambios de futbolistas por equipos. Como se recordará, en 1965 se había autorizado uno solo y únicamente en caso de lesión, pero en 1967 se amplió el fundamento, posibilitando que se pudiera realizarse por motivos tácticos. Cuando en 1968 se establecieron los dos cambios, hubo que apelar a tener los suplentes cerca y prestos a ingresar.

GOLES

Cumplida la primera media hora de juego el Pincha abrió la cuenta con una receta que aún suele dar resultados exitosos. Corner desde la izquierda que ejecutó Ribaudo con pierna cambiada enviando un centro alto y cerrado hacia el primer palo, Verón que se anticipó a todos y peinó el balón hacia atrás descolocando a toda la defensa, y Echecopar, entrando por el segundo palo, derrotó a Santoro que intentaba volver hacia el centro del arco.

Diez minutos después empató Bernao con un impresionante derechazo cruzado que clavó el balón arriba, contra el palo derecho de Poletti que voló infructuosamente.

RIENDA CORTA

El partido tenía un trámite complicado, pero el gran árbitro Ángel Coerezza (luego dos veces mundialista) lo mantenía a rienda corta. Tal es así que, sobre el final de esa etapa, no le permitió a Malbernat continuar jugando con las medias bajas, exigiéndole que se las sujetara debidamente. Como Cacho estaba junto al banco de Independiente, no tuvo mejor idea que pedirles unas cintas o tiras para mantener sus medias altas pero lo único que recibió como respuesta fue un terrible insulto.

Dicen que al volver a los vestuarios y enterado el plantel de lo sucedido, los jugadores albirrojos se pusieron de acuerdo para que, cada vez que alguno de ellos, por circunstancias del juego, pasara frente al banco local, debía dedicarle alguna frase hostil a quien había insultado a Cacho, quien no era otro que Pepe Urruzmendi, con el objetivo de predisponerlo a buscar venganza en caso que le tocara ingresar, lo que seguramente lo llevaría a terminar expulsado. No era seguro, pero era posible. Y así se cumplió.

EL CAMBIO

A poco de comenzado el segundo tiempo, un violento remate de Ribaudo que se desvió en Monges dejó el balón a merced de Verón y “la Bruja” no perdonó, levantando la red con un tremendo zurdazo alto que superó al uno local.

Acevedo y Conigliaro se había ido expulsados por mutua agresión, y luego los siguió Verón, pero Independiente no conseguía aprovechar el hombre más que tenía.

Con el resultado en contra, el técnico del rojo, Fernández Viola, decidió mandar a la cancha a Pepe Urruzmendi en reemplazo de Mura buscando más peso ofensivo, cambio que los visitantes habían estado esperando.

PEPE URRUZMENDI

José Eusebio Urruzmendi, tal su nombre completo, había nacido en Uruguay, el 25 de agosto de 1944, por lo que, al momento del partido en cuestión, solo tenía 23 años, habiendo llegado a las filas del rojo procedente de Nacional de Montevideo y luego de haber ganado el Sudamericano (hoy Copa América) con la selección uruguaya en 1967.

Se trataba de un buen delantero, de los que juegan por los extremos del abanico ofensivo, dotado de la reconocida garra charrúa y con inconfundible sangre combativa en sus venas, sangre que, al momento de ingresar en aquel partido y dado todo lo expuesto, estaba más efervescente que nunca.

INTERPRETACIÓN

Luego de todo lo que terminó pasando, el técnico Fernández Viola, también uruguayo, recordaría que al momento en que dispuso el ingreso de Urruzmendi le dio como instrucción directa: “que sacara a Aguirre Suárez”, dando por sobreentendido que Pepe había interpretado correctamente la indicación y que debía provocar con su juego la salida del rudo e inmisericorde zaguero central tucumano de su zona de confort, de manera que quedaran huecos en el corazón del rectángulo peligroso para que lo pudieran utilizar los otros delanteros rojos.

MUÑECO AL SUELO

Pero volvamos al momento del ingreso. Con el juego interrumpido por una falta, Pepe fue a buscar al tucumano para “sacarlo”, pero a su manera. Se acercó a su objetivo y sin mediar motivo, lo insultó y le acomodó un terrible piñón derribándolo por toda la cuenta cerca del área estudiantil, lo que generó una reacción en cadena que casi termina con el espectáculo. Es cierto que el árbitro no vio el incidente inicial de la batahola, pero Aurelio Bossolino, que actuaba como juez de línea, sí fue testigo y lo comunicó inmediatamente a Coerezza que no dudó en expulsar a Urruzmendi, cuya permanencia en el campo fue decididamente ínfima.

COBRÓ CACHO

La cosa no quedó ahí. Cuando todo pareció calmarse y Pepe se iba, se cruzó en su camino con Malbernat, quien quizá le recordó aquel episodio por las medias sobre el final de la otra etapa y, al parecer, no de muy buena manera porque Pepe volvió a reaccionar aplicándole una trompada al lateral. El escándalo estalló otra vez, pero sin nuevas expulsiones.

EL TÍO DEL POCHO

Con 9 contra 9 en cancha y todo un poco más calmo, Zubeldía mandó al ruedo a Fernando Lavezzi, tío del famoso Pocho (que aún no había nacido en aquel tiempo) en reemplazo de Echecopar, con la misión de controlar las proyecciones ofensivas del peligroso Tano Mircoli y gestar rápidos contraataques cuando fuera posible.

Ribaudo, volcado a la izquierda y con un derechazo cruzado puso el 3 a 1, descontó Artime y nuevamente Ribaudo, en un contragolpe fulminante estampó el 4 a 2 final que marcó el inolvidable debut de Estudiantes de La Plata en la Copa Libertadores. Inolvidable, no solo por todo lo que ocurrió aquella noche del 27 de enero sino también por todo lo que vendría después para la institución albirroja que escribiría las más gloriosas páginas de su historia, llevando su estilo de juego a la cima del mundo futbolístico.

Roberto F. Rodríguez.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

Juegos Bonaerenses 2022: Pehuajó llevará una delegación de más de 200 personas

Publicado

el

La etapa local de atletismo en el Centro Ciclista. (Prensa Pehuajó)

Los representantes locales viajan mañana a Mar del Plata.

Mañana, viernes 30 de septiembre, la delegación pehuajense, partirá rumbo a Mar del Plata a disputar las finales de los Juegos Bonaerenses 2022.

El sábado 1 de octubre será día de acreditaciones y a partir del domingo 2, comenzarán a competir hasta el jueves 6 inclusive.

Producto del gran trabajo en conjunto entre las diferentes áreas del municipio con los representantes de cada disciplina deportiva y cultural, Pehuajó tendrá en Mar del Plata a una numerosa delegación que estará integrada por más de 200 personas, jóvenes y adultos mayores, que se dividen en las siguientes disciplinas:

 

DEPORTES

Patín, golf, tenis, atletismo, atletismo PCD, softbol U18 femenino, softbol U16 femenino, softbol U14 masculino, natación-acuatlón, gimnasia artística, beach vóley, taekwondo, futsal, handball U18 masculino, handball U18 femenino, vóley U13 masculino, ajedrez, natación PCD,

 

CULTURA

Solista vocal adulto mayor, solista vocal PCD, danza folclórica adulto mayor, danza folclórica sub 18 y bandas de rock.

 

ADULTOS MAYORES

Tejo femenino, burako y bonaerenses en carrera.

Cabe destacar que también la delegación contará con una enfermera y periodistas.

Desde su creación en 1992, los Juegos Bonaerenses son la principal competencia deportiva y cultural de la Provincia de Buenos Aires. A lo largo de su historia, más de 20 millones pasaron por este programa que promueve el acceso a la actividad física y la expresión cultural de la población.

Esta competencia es organizada por la Subsecretaría de Deportes y cuenta con tres etapas de desarrollo: Municipal (mayo/junio), Regional (julio/agosto/septiembre) y Final Provincial (octubre). Se compone por disciplinas deportivas y culturales, las cuales están divididas en distintas categorías como Juveniles, Personas con Discapacidad, Adultos Mayores, Estudiantes Universitarios y Terciarios, y Personas Trasplantadas. Fuente: Prensa Pehuajó.

Seguir leyendo

DEPORTES

Softbol en la cancha municipal

Publicado

el

El domingo se disputó una fecha de la Liga del Noroeste.

El pasado domingo, en la cancha municipal, se llevó una nueva fecha de la Liga Noroeste de Softbol.

Los resultados fueron los siguientes:

Pehuajó 10 – Newbery de Lincoln 0

La Rufinita 8 – Newbery de Lincoln 0

Pehuajó 10 – La Rufinita 0

Cabe destacar que el equipo pehuajense entrena durante la semana en la cancha municipal, que está ubicada detrás de la cancha de hockey sintético municipal.

Fuente: Prensa Pehuajó.

Seguir leyendo

DEPORTES

Siguen los encuentros de “Pehua Handball”

Publicado

el

Fue el turno de la categoría Mini. El próximo es para los Infantiles.

El viernes pasado, en el gimnasio del club Defensores del Este, se realizó un encuentro de “Pehua Handball” con chicos y chicas pertenecientes a la categoría Mini.

El mismo fue organizado conjuntamente con la cátedra de handball del Segundo año del Profesorado de Educación Física.

Hubo servicio de cantina organizado por la cooperadora del Jardín N°907.

El próximo viernes 30 de septiembre es el turno nuevamente de las categorías Infantiles.

Fuente: Prensa Municipal.

Seguir leyendo