domingo 16 de junio de 2024 - Edición Nº1616

Sociedad | 18 sep 2023

Preocupa al sector comercial de la Región el enfriamiento del consumo: “Los aumentos siguen, pero no de la misma forma que en agosto, estamos volviendo a los meses anteriores" aseguró Daniel Reus


Las cámaras que agrupan al rubro admiten la escalada de precios, pero aseguran que hay productos que mantienen los precios por la caída de la demanda. La canasta alimentaria se disparó en agosto y ya se necesitan casi $285 mil por mes para no ser pobre.

 

 

INFLACIÓN

Daniel Reus, presidente de la Federación del Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense (FNENB), fue consultado por el contexto económico por Diario Democracia de Junín, donde afirmó: “Los aumentos siguen, pero no de la misma forma que en agosto, cuando pegó un salto muy importante. Estamos volviendo a los meses anteriores, a lo que pudo haber sido junio o julio, con una inflación que se va a notar”.

 

BONO

Y añadió: “Con respecto al bono, prácticamente la totalidad de nuestros asociados lo está pagando, por más que se reclamó y se verá de qué forma se puede recuperar, se ha pagado casi en su totalidad”, añadió Reus, presidente del Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense.

 

CANASTA ALIMENTARIA

La canasta alimentaria se disparó a un récord del 17% en agosto, muy por encima del 12,4% de inflación informado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, la canasta básica creció 4,3% y así, una familia tipo necesitó $284.687 para no ser pobre y $130.590 para no ser indigente.

Ambas canastas crecieron a un ritmo muy por encima del costo de vida, como consecuencia del impacto de la fuerte alza en los precios de alimentos y bebidas.

Estos índices preanuncian una suba de la pobreza durante el segundo semestre del año.

Un grupo familiar de cuatro personas necesitó en agosto ingresos mensuales por $284.687 para no caer en la pobreza y por $ 130.590 para no encontrarse en situación de indigencia.

Desde diciembre pasado la Canasta Básica Total (CBT) aumentó un 86,7% y la Canasta Básica Alimentaria (CBA) un 94,4%, ambas por encima del ritmo inflacionario del 80,2% en ese período.

La CBT acumula en los últimos doce meses un crecimiento del 137,7% y se ubica catorce puntos porcentuales por encima del aumento del costo de vida en ese período, en el que llegó al 24,4%.

Los artículos de la canasta alimentaria aumentaron desde agosto del año pasado un 146,4%, y supera por veintidós puntos porcentuales al aumento de los precios minoristas en la misma comparación.

En ambas canastas impactó en agosto el aumento de precios de los alimentos y bebidas del 15,6%, que es el principal componente que las integran. Según el Indec, para una familia de tres miembros, propietarios de la vivienda que ocupan, el costo de la CBT llegó en agosto a $226.643 y para un grupo familiar de cinco integrantes ese valor se eleva a $299.428.

En el caso de la CBA, una familia de tres integrantes, para no caer en la indigencia necesitó en el mismo mes ingresos mensuales por $103.965, mientras que para una de cinco el costo subió a $137.352.

Para una persona adulta el costo de la Canasta Básica Total se ubicó en agosto en $92.131 y el de la alimentaria en $ 42.262.

El costo de CBT cuadruplica el salario mínimo vital y móvil de agosto de $47.850, en medio del reciente llamado del ministerio de Trabajo al Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, para actualizar esa cifra el 27 de septiembre próximo.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias