Conectar con nosotros

AGROPECUARIAS

Suba de las retenciones: los dirigentes del campo aseguran que el Gobierno los traicionó

Publicado

el

Los dirigentes de Confederaciones Rurales Argentinas cuestionaron la medida de cerrar el registro de exportadores, manifestaron la voluntad de dialogar y pidieron tratar al sector productor “sin chicanas y sin falsas reuniones sobre decisiones ya tomadas”. Hoy, encuentro clave entre el ministro de Agricultura y la Mesa de Enlace.

Los integrantes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), de la cual forma parte la Sociedad Rural de Pehuajó, cuestionaron el anuncio del Gobierno de cerrar los registros de declaraciones juradas de ventas al exterior hasta nuevo aviso. Esta medida es el paso previo al anuncio del aumento de las retenciones, que lo realizaría el Presidente de la Nación el domingo al inaugurar un nuevo período ordinario de sesiones del Congreso de la Nación.

Todo esto sucede en la previa a la reunión que había convocado para hoy el titular de la cartera agropecuaria, con los dirigentes que integran la Mesa de Enlace. En principio el encuentro se realizará en el ministerio a las 16:30.

En un comunicado de prensa, titulado “Una nueva traición”, los dirigentes de la Confederación, que integra la Mesa de Enlace, manifestaron: “Es una medida que sorprende y deja una profunda sensación de engaño, porque mientras se espera para dialogar, se toman decisiones que no tienen retroceso, de lo contrario no se explica el cierre de un mercado”.

Y agregaron: “Siempre hemos asistido a reunirnos con el gobierno nacional, en el marco de la buena fe, la intención dialoguista, el fundamento de cada posición y la voluntad solidaria en el marco de lo razonable. Aguardamos la racionalidad de quienes gobiernan, para no caer en situaciones ya transitadas y que oscurecen el futuro económico del país”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AGROPECUARIAS

La sequía histórica acrecienta el retraso en la siembra de la soja y el maíz

Publicado

el

La seca, que ya afectó de forma irreversible a los cultivos de invierno, ahora amenaza a los de verano.

La oleaginosa avanzó 1,2 M ha, un 20% menos que para esta fecha en la campaña anterior, y el cereal está en términos similares.

La sequía continúa dominando la escena en los campos de la zona núcleo del país, que incluye gran parte de la provincia de Buenos Aires. Tras el grave daño en el trigo, ahora son la soja y el maíz los cultivos que ven ralentizada su siembra. Así, la oleaginosa avanzó la última semana sobre el centro del área agrícola con la incorporación de 1,2 millones de hectáreas (M ha), con un retraso del 20% con respecto a la campaña anterior, mientras que el cereal solo avanzó 0,2% y hasta ahora se cubrieron menos del 24 por ciento de los 7,3 M ha estipuladas. Mientras tanto, la falta de humedad en los suelos se agrava por las elevadas temperaturas, que llevan el termómetro por estos días arriba de los 40º en el norte y centro bonaerense, y se espera que el fenómeno de la Niña continúe al menos hasta febrero de 2023.

La preocupante demora en la implantación de siembra y maíz queda de manifiesto en el último informe de la Bolsa de Cereales, que señala como principales puntos donde hay demoras al Centro-Norte de Santa Fe, el Norte de La Pampa y Oeste de Buenos Aires. Los técnicos de la Bolsa porteña explicaron que esas regiones “continúan reportando una mayor intención de siembra de la oleaginosa que ocuparía el área perdida de cultivos de invierno y los cuadros de maíz temprano que quedaron fuera del presente ciclo productivo. Sin embargo, la falta de humedad superficial y la ausencia de pronóstico de precipitaciones en el corto plazo, que permitan revertir el escenario actual, continuará limitando el avance de las sembradoras”.

Demoras

En el caso de la soja, la incorporación de cuadros de primera se centró sobre gran parte del centro del área agrícola. A la fecha, la siembra cubrió 19,4% de los 16,7 millones de hectáreas proyectadas para la campaña en curso, lo que indica un retraso del 20% respecto de lo registrado a la fecha en la campaña anterior.

Por el lado del maíz, las labores de implantación se sembraron en el sur del área agrícola, con un retraso calculado en 6,2 puntos porcentuales respecto a la campaña pasada.

Pese a esta dura perspectiva, cuando se comenzaron a relevar los primeros cuadros del cereal en el este del área agrícola nacional se encontró que a pesar de las heladas y el déficit hídrico “la expectativa de rinde se ubica apenas por debajo de los promedios regionales”.

Por otro lado, nuevas precipitaciones en el oeste del área agrícola mantienen la humedad en la primera parte de los perfiles mientras el cereal expande hojas, sostuvo el informe, al mismo tiempo que se espera que durante la próxima semana comience la siembra de planteos tardíos, los cuales representaran más de 55% del total proyectado.

Trigo

Mientras tanto, avanza la cosecha de trigo, uno de los principales cultivos afectados por la ausencia de lluvias y las heladas tardías. En la región núcleo, y con una cosecha que ya alcanzó el 20% del área sembrada en esa zona del país, se empieza a confirmar que será el rinde más bajo de los últimos 10 años. De acuerdo a la Bolsa de Comercio de Rosario, ya se cosecharon 180.000 hectáreas del cereal, que arroja un promedio de rendimiento de 15 quintales por hectárea, un 40% por debajo de la media histórica de las ultimas 10 campañas.

A nivel nacional, de acuerdo al reporte semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cosecha del cereal ya cubrió el 12,5% de la superficie sembrada, representando un progreso intersemanal de 2,5%, y con un rendimiento medio nacional de 13,5 quintales por hectárea, más bajo aún que en la zona núcleo.

En términos de estimaciones de producción total de trigo, la BCBA la mantiene en 12,4 M tn. Si esto se confirma, representará una caída de 10,6 M tn en comparación con la campaña anterior, y derivaría en una compleja situación para abastecer tanto el mercado interno como el externo.

El clima

En tanto, las temperaturas continúan elevadas en el centro-norte bonaerense. Ayer jueves, por ejemplo, la máxima llegó a 41º en Pehuajó, mientras que rozó los 40º en Junín y Bragado.

En un informe de comienzos de noviembre, la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba) indicó que “la campaña ’22/’23 en la Argentina transcurre en un escenario de sequía severa en gran parte de la región productiva de secano”. “Las lluvias del último mes no alcanzaron a compensar el déficit de agua en los suelos, que continúa agravándose, particularmente en la zona agrícola núcleo” añaden. Por esta razón, “la producción triguera sería un 26% menor que el promedio de las últimas cinco campañas”. Y en cuanto al pronóstico de El Niño-Oscilación del Sur, “hay un 84% de probabilidades de que las condiciones de La Niña prosigan hasta enero de 2023, y que disminuyan a menos del 50% recién a partir de febrero”. (DIB) MM

Seguir leyendo

AGROPECUARIAS

Agro: más de 4 mil productores se inscribieron en el Programa Compensación

Publicado

el

Está destinado a pequeños y medianos productores de soja y maíz que no ingresaron al Programa Incremento Exportador, comúnmente conocido como dólar soja.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación informó que se recibieron 4.123 solicitudes desde el comienzo del Programa de Compensación para Pequeños y Medianos Productores de Soja y Maíz hasta la fecha. En tanto, ya se aprobaron 3.107 presentaciones.

De acuerdo al relevamiento realizado, más del 75% de las solicitudes presentadas cumplieron con los requisitos para acceder al programa. Por región, la mayoría de los anotados son de la provincia de Buenos Aires (28,14%), seguidos por agricultores de Santa Fe (25,01%), Córdoba (23,76%), Entre Ríos (7,97%), Chaco (6,89%), y La Pampa (4,07%).

El programa, que se puso en marcha a mediados de mes, beneficia con un aporte de $6.500 por hectárea de soja declarada y de $ 20.000 por hectárea de maíz declarada a los pequeños y medianos productores que no ingresaron al Programa Incremento Exportador, comúnmente conocido como dólar soja.
El Programa busca destinar un monto estimado en alrededor de $15.000.000.000 a los beneficios establecidos, en base a la disponibilidad presupuestaria del Servicio Administrativo Financiero.

Desde su implementación, “la iniciativa funciona de forma exitosa” ya que se llevan presentadas y admitidas solicitudes por un total de 521.013 hectáreas de soja y 252.104 hectáreas de maíz, por lo cual se prevé un aporte total de $4.250.859.000, indicó la cartera agropecuaria en un comunicado.

Pasos para la inscripción

Podrán ser beneficiarios todos aquellos productores de soja y/o maíz que estén inscriptos en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), y hayan declarado allí hasta el día 30 de septiembre de 2022 inclusive, para la campaña 2021/2022 una superficie destinada a cultivo de soja de hasta 400 hectáreas, y/o una superficie destinada a cultivo de maíz de hasta 100 hectáreas.

Cabe señalar que los productores interesados en recibir el beneficio deberán tener presentado en estado “Confirmado” en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) la información correspondiente a su stock/existencias.

Para acceder al mismo se requerirá solicitar expresamente el beneficio en el marco del Programa y autorizar a la AFIP a suministrar a la Autoridad de Aplicación la información correspondiente.

Tras ese paso, deberá indicar una clave bancaria uniforme (CBU) a su nombre para que la autoridad de aplicación realice la transferencia bancaria del beneficio e informar un correo electrónico que funcionará como domicilio electrónico a los fines de las comunicaciones que eventualmente la Autoridad de Aplicación pueda requerir cursarle en el marco del Programa. (DIB)

Seguir leyendo

AGROPECUARIAS

Gracias a las lluvias se podrá avanzar en la siembra de soja y evitar que se pierda trigo

Publicado

el

No obstante, en la zona oeste de la provincia la situación sigue siendo compleja y persisten los déficits hídricos.

Un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) destacó que durante las últimas cuatro jornadas se registraron acumulados heterogéneos sobre gran parte del territorio argentino y “algunas resultaron significativas de manera local superando los 50 milímetros”.

El mayor acumulado se registró en Ciudad de Buenos Aires, con 101 mm, seguido por áreas del centro-este de Cuyo y el centro de la región Pampeana y del NEA.

Por su parte, la situación sigue siendo deficitaria en lo que respecta a lluvias en áreas del sur del NEA, el este de la región Pampeana – oeste de la provincia de Buenos Aires – y el oeste del NOA.

El informe del INTA estimó que “las precipitaciones registradas mejoraron la condición del cultivo de trigo en algunas áreas puntuales”, pero, en general, el cereal se encuentra entre una condición buena, regular y mala.

“Las áreas en donde el cultivo se encuentra más afectado y con mayor proporción de lotes en condición mala están ubicadas en Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco y Formosa, mientras que en La Pampa, Buenos Aires y parte de Córdoba el cultivo se encuentra atravesando las etapas entre la floración y el llenado de grano”, detalló la dependencia oficial.

En cuanto a los cultivos de verano, avanzaron las tareas de siembra del girasol en mayor medida, y las de soja y maíz, estas últimas con una menor intensidad.

Para los próximos seis días, en especial el fin de semana, se prevén lluvias y tormentas de variada intensidad sobre el norte del NEA, NOA, Cuyo y la región Pampeana, puntualmente sobre el oeste, centro y sur.

Las precipitaciones pronosticadas serían superiores a las normales para la época en la provincia de San Juan, el sudeste de La Pampa, este de Río Negro, sur de Buenos Aires y oeste y extremo sur de la Patagonia, mientras que los registros serían inferiores a los normales en el resto del territorio.

En soja estas precipitaciones permitirán una aceleración en la siembra que venía con un marcado retraso.

En los últimos días, los principales acumulados se dieron en CABA, con 101 mm; en la localidad riojana de Chepes, con 90 mm; en Sunchales, Santa Fe, con 75 mm; Villa Gesell, Buenos Aires, con 71 mm; General Pico, La Pampa, con 68,5 mm; Santa Rosa, La Pampa, con 67,8 mm; Formosa, con 60 mm; Villa Dolores, Córdoba, con 60 mm; Cipolletti, Río Negro, con 59 mm; Benito Juárez, Buenos Aires, con 57 mm; Río Cuarto, Córdoba, con 57 mm; y Tartagal, Salta, con 57 mm.

En Presidente Roque Sáenz Peña, Chaco, se registraron 53 mm; en Rafaela, Santa Fe, 52 mm; en Pigüé, Buenos Aires, 50 mm; en Rosario, Santa Fe, 49 mm; en las bonaerenses Olavarría y Junín, 49 y 47,2 mm respectivamente; y en Santiago del Estero, 47 mm. (DIB)

Seguir leyendo