Conectar con nosotros

DEPORTES

Tremendo campeón

Publicado

el

Nacido el 13 de julio de 1966 en la ciudad de Santa Fe, hoy está cumpliendo años. Se trata que quien fue el décimo quinto campeón del mundo que dio el boxeo argentino. Un boxeador de notable fortaleza física que vivió su mejor época en un período que se extendió desde el inicio de la década del ’90 hasta poco después de cumplido el primer lustro del referido decenio. Tiempo en cubrió de gloria al deporte nacional.

VÁSQUEZ

Julio César Vázquez, dado que de él se trata, nació en el barrio Santa Rosa de Lima de la capital santafesina, en el seno de una familia muy humilde en la que sus padres, ambos trabajadores, tenían cinco hijos que alimentar. Su infancia no fue fácil y, a regañadientes, terminó la escuela primaria, pero ahí dijo basta y no siguió estudiando. El trabajo llegó por obligación y el boxeo por decisión propia, dado que siendo un adolescente se metió en el gimnasio y empezó a trabajar a las órdenes de don Roberto Agrafogo, el mismo primer entrenador que había tenido Carlos Monzón.

AMATEUR

Luego de un año de trabajo en el gimnasio, estuvo en condiciones de debutar como boxeador aficionado y lo hizo con 16 años cumplidos en su Santa Fe natal, venciendo por knock out técnico en el sexto round a Oscar Brites.

Continuó en el campo amateur completando una campaña de 35 peleas, de las cuales ganó 30 (20 de ellas por la vía rápida) y 5 empates, por lo que se fue invicto.

PROFESIONAL

Cumplidos los requisitos exigidos por la reglamentación vigente, en 1986 obtuvo su licencia como boxeador profesional, previéndose su debut en el campo rentado para el 7 de mayo de ese año, cuando aún contaba con 19 años de edad.

El debut fue en el estadio Luna Park de Buenos Aires, frente a Marcelo Chancalay, a quien Vázquez, que ya tenía fama de noqueador, terminó superando por puntos en 6 asaltos.

En esa pelea inicial de su carrera rentada, el zurdo, acusó un peso de 66,500 kilogramos.

VICTORIAS

A partir de allí, y ya con José Lemos en el rincón, comenzó a llamar la atención a base de victorias, habiendo superado adversarios como Sergio Combis y Simón Escobar.

Con casi dos años como profesional, el 7 de abril de 1988 enfrentó en Santa Fe al veterano excampeón argentino Ramón Avendaño, quien contaba con más de 80 peleas en ese campo, y el Zurdo se impuso por knock out técnico en el noveno asalto.

Esta victoria le valió que, al mes siguiente y en un pequeño recuadro de tres columnas, El Gráfico le dedicara una mención, publicando su fotografía bajo título: “Vázquez: santafecino, zurdo, noqueador”. Era apenas una mención, pero ya era algo.

EN ESTADOS UNIDOS

En 1989 y con 20 victorias consecutivas en otras tantas peleas realizadas, llegó la chance de combatir en la meca del boxeo: Estados Unidos. Y hacia allí marchó cargado de ilusiones para enfrentar al Troy Wortham, un peligroso rival que tenía un récord de 30 victorias y una sola derrota, habiendo logrado 17 victorias por la vía del knock out. Sin embargo, Vázquez hizo lo suyo y noqueó al norteamericano en el sexto.

Worthman no volvió a boxear y retiró con 30 victorias y 2 derrotas.

ADIOS INVICTO

Vázquez, dirigido por Julio García, siguió combatiendo en Argentina y en Europa. Sumó 30 victorias en sus 30 peleas profesionales que, sumadas a las 35 realizadas en el terreno aficionado, arrojaban un guarismo de 65 peleas sin conocer la derrota, con un 78 % de victorias antes del límite.

El 13 de junio de 1991 enfrentó al norteamericano Verno Phillips en Santa Fe. Un rival difícil, enmarañado y rápido. No debió ser un combate de riesgo, pero el visitante ensució la pelea con infracciones recurrentes y Vázquez perdió los estribos respondiendo por igual y siendo descalificado. Así, en su pelea número 31, el zurdo dejó su invicto.

CAMPEÓN MUNDIAL

Como empujado por una sed de revancha, el santafesino sumó unos cuantos triunfos seguidos por knock out, aunque siempre esperando la revancha con Phillips que nunca se dio. Así, en 1992 pudo pelear por el título mundial vacante de los medianos juniors.

La pelea se realizó en el Club Ferro Carril Oeste de la Capital Federal y casi sin despeinarse, el zurdo noqueó en el primer asalto a su rival, el japonés Hitoshi Kamiyama.

Pero si Kamiyama le duró poco, su siguiente desafiante, el panameño Aquilino Asprilla, se mantuvo en pie apenas 45 segundos.

Con esos antecedentes no le resultó fácil encontrar desafiantes que se plantaran en el cambio de golpes y, entonces, llegaron las victorias por puntos.

OTRAS DEFENSAS

Superó algunos adversarios importantes, como el norteamericano Aaron Davis que tenía un récord de 38 victorias y una sola derrota. Pero la más curiosa definición se dio en su quinta defensa cuando enfrentó en Alma Ata al dominicano Medina Padilla, un pugilista que pretendió no ofrecer blanco fijo al campeón, pero Vásquez, aunque terminó ganando por puntos, lo derribó en siete ocasiones, dado que el caribeño cayó dos veces en el asalto inicial, una vez en el segundo, otra en el tercero y tres veces más en el penúltimo round.

DEFENSA DRAMÁTICA

La defensa más complicada resultó, al menos hasta ese momento, la realizada en 1994 en Belfast ante el ruso Ahmat Dottuev. El desafiante tenía 11 victorias, 1 derrota y 1 empate, números que no asombraban ni decían demasiado, aunque es justo recordar que, de esos 11 triunfos, 9 los había logrado por knock out. Entonces fueron sus puños los que hablaron.

La sorpresa surgió cuando Dottuev se paró también como zurdo, lo cual complicó al zurdo Vásquez, acostumbrado a pelear con diestros. El choque fue inevitable y al argentino le costó acomodarse a la pelea. Así fue que terminó en la lona en el tercer round, pero se repuso. En el sexto round todo pareció definirse porque apenas iniciada la vuelta, Vásquez mandó a la lona a su rival. Se esperaba el knock out pero Dottuev, no solo volvió a la pelea sino que sorprendió al argentino y lo mando al piso con una réplica certera. La pelea se hizo vibrante, porque ambos dieron todo lo que tenían, aunque la diferencia estuvo en que Vásquez tuvo más resto y en el décimo asalto, Dottuev ya no tuvo fuerzas y fue tres veces a la lona, pero en la última no se levantó.

EL DIFÍCIL WRIGHT

El siguiente rival por la corona fue Ronald “Vinky” Wright, quien llegaba invicto con 25 peleas, todas ganadas. Era un rival de cuidado, pero seguramente Vásquez lo era más. Y así lo demostró. Se enfrentaron en Francia y Wright cayó en los asaltos: segundo, séptimo y dos veces en el noveno, pero terminó de pie y perdió por puntos.

DISCUTIDO NEGOCIO

Tras vencer a Tony Marshall en Tucumán se decidió ponerlo frente a quien entonces era el mejor boxeador del mundo libra por libra: Pernell Whitaker. Una pelea que no representaba un negocio muy grande para Vásquez e incluso no era bien vista desde lo deportivo, aunque se confiaba en que el zurdo metiera una mano que terminara con todo. No se dio. Whitaker, campeón en tres categorías, se impuso por puntos.

RECONQUISTA

El reinado de Pernell no duró mucho porque bajó de peso para defender su corona de los welters y dejó vacante el mediano junior. Vásquez vio la oportunidad y recuperó el cinturón que le había pertenecido, noqueando a Carl Daniels en diciembre del ‘95, aunque estuvo a punto de perder. Y ahí se dijo que, después de Whitaker, Vásquez ya no era el mismo.

 

A LA LONA

Ocho meses después de aquella reconquista, y en tierras francesas, el nuevo reinado de Vásquez tocó a su fin en la primera defensa al ser noqueado por Laurent Boudouani, un duro pegador que había sido campeón olímpico y que, en el transcurso del quinto asalto, nos paralizó a todos los argentinos. Fue un uppercut de notable precisión y potencia que impactó contra la mandíbula de Vásquez. Un golpe ascendente que lo enganchó cuando el zurdo intentaba agazaparse y lo mandó a la lona. Se levantó, pero el francés lo volvió a derribar y el árbitro no le dio el pase.

 

ÚLTIMO TRAMO

En los cuatro años siguientes, Vásquez hizo solo 7 peleas. Las ganó todas y engordó su récord, pero estaba lejos de su gran momento. Ello quedó demostrado cuando enfrentó, en 2001, a Robin Reid por un título mundial, aunque no reconocido por las cuatro entidades de mayor predicamento. Reid ganó por puntos y Vásquez inició el inevitable camino barranca debajo de su ilustre carrera. En 2002 le realizaron estudios médicos y se aconsejó que ya no peleara más, pero otros estudios, al parecer, contradijeron a los anteriores, y siguió. A partir de allí realizó sus últimas 15 peleas, de las que solo ganó 5, empató 1 y perdió 9, sufriendo 5 derrotas por knock out, entre ellas, frente a Stephen Bozic por un título mundial de bajo reconocimiento.

Muchos pehuajenses lo vimos perder en Trenque Lauquen ante Martín Bruer (hijo de nuestro conocido Abel) en 2006. Y nos dolió, aun cuando Látigo Coggi, su segundo oficial, arrojó la toalla, reconociendo la categórica derrota y aliviando el sufrimiento de todos.

Julio César Vásquez, a quien el reconocido periodista Osvaldo Príncipi calificó como uno de los diez mejores boxeadores argentinos de la historia, se retiró en 2009. Fue gran campeón que mantuvo un perfil bajo aun en su momento de mayor esplendor e hizo vibrar a millones de argentinos con su fortaleza, coraje y entrega. Un campeón que hoy está cumpliendo años y a quien todos los aficionados al boxeo, siempre tenemos presente y le estamos agradecidos.

Roberto F. Rodríguez.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

Contra todos los pronósticos

Publicado

el

En un día como hoy, pero de hace casi medio siglo, se vivió una importante jornada para el fútbol pehuajense porque la selección albiceleste, contra todos los pronósticos, alcanzó el éxito en un torneo reducido que permitió creer en un futuro futbolístico venturoso y sentó las bases de lo que, un par de años después, sería una extraordinaria campaña.

JORNADA COMPLETA

El 17 de agosto de 1973, el estadio “Domingo Colasurdo” del Club Ferro Carril Sud de Olavarría, resultó escenario de un torneo cuadrangular denominado “Amistad”, organizado a beneficio, exclusivamente, de los damnificados por la inundación sufrida en Pehuajó en ese mismo año.

El evento contó con la participación de los seleccionados de Olavarría, Bolívar, Azul y Pehuajó, determinándose que se jugaría íntegramente durante la misma jornada. Para ello se diagramó un fixture que determinó que Bolívar enfrentaría a Azul y Olavarría a Pehuajó, pasando los ganadores a la final. En caso de empate se ejecutaría a una serie de 3 disparos desde el punto penal y, en caso de persistir la igualdad, se recurría a series de un remate.

EL PLANTEL

Designado Leonel Irazusta como técnico del seleccionado de la Liga Pehuajense de Fútbol (LPF), convocó un plantel integrado por: Ángel Planes y Rodolfo Pascual (Calaveras), Jorge Erramouspe, Osvaldo Bartolomé, Mario Sosa, Oscar Romero y Héctor Alanís (Defensores del Este), Robert Steinberg, Carlos Ferreyra y Nelson Bernaule (KDT), Luis Huguenín (San Martín), Héctor Sauco (Boca), Carlos Atilio Sieza, Carlos Díaz y Manuel Hernández (Deportivo Argentino) y Jorge Sánchez (Unión de Curarú).

Un equipo que en principio no pareció tener objeciones por parte de la afición local que, en su mayoría, no le otorgó mucha importancia al torneo debido a que muchos, en la previa, creían que cualquier equipo pehuajense, ante tales rivales, no superaría el cuarto puesto.

Todavía estaba muy fresca la penosa eliminación del campeonato argentino a fines del año anterior, en el primer cruce y ante C.Casares, y eso aun dolía.

FRENTE A OLAVARRÍA

Aunque algunos auguraban una rápida eliminación del seleccionado pehuajense, sus hombres mostraban tenerse mucha confianza para cumplir una muy buena actuación.

Erramouspe, el uruguayo Sosa, Bartolomé, Sauco y Steinberg; Rodolfo Pascual, Alanís, Sieza y Bernaule; Hernández y Díaz, fue la formación albiceleste, cuyo técnico pretendía plasmar en cancha un esquema basado en un arquero seguro, cuatro en el fondo bien plantados, dos volantes para recuperar el balón y salir jugando, dos más adelantados en la zona de gestación y dos delanteros incisivos, explotando uno su velocidad y habilidad (Díaz) y el otro su capacidad goleadora y resolución dentro del área (Hernández).

Olavarría, puso en cancha un equipo que en su mayoría eran jugadores de Racing de dicha ciudad, tales los casos del arquero Leal, el lateral Ostertag, los centrales Hoffer y Gouveia Rosa, y los delanteros Álvarez y Violi, siendo éstos últimos, sobrevivientes del equipo que había cumplido una extraordinaria campaña en el argentino 1969/70 además de obtener el campeonato regional centro de 1970. Hinojo, por su parte, había aportado los volantes Cassanella y Olivera, y el puntero derecho Diorio, pero la estrella del equipo era el delantero José Antonio “Tito” Alonso, goleador implacable de Ferro Carril Sud y figura indiscutible de la historia del fútbol olavarriense.

LEGÍTIMA VICTORIA

El conjunto albiceleste se plantó para jugar de igual a igual como lo habían pensado, algo que sorprendió al elenco local, más aún cuando a los 6 minutos de juego el Negro Bernaule dejó sin chances a Leal y abrió el marcador.

El dueño de casa trató de recomponerse y salir a jugar como había ordenado su técnico, esperando lograr el empate por propio peso de su juego ofensivo, pero no resultó fácil porque terminaron exponiéndose al contraataque albiceleste que tenía, en Sieza, a un muy buen lanzador para buscarlo al puntero Díaz y éste a su vez a Hernández, fórmula que los tres habían puesto en práctica en el Deportivo Argentino campeón del año anterior.

La fórmula volvió a tener éxito, porque a los 14 minutos Manuel Hernández anotó el segundo para Pehuajó y, dos minutos después, el petiso Díaz puso el tercero ante la sorpresa generalizada de toda la afición y en especial de los jugadores locales que tardaron demasiado en salir del asombro, permitiendo que los pehuajenses controlaran la situación, teniendo la pelota o evitando que la misma estuviera cerca de Erramouspe.

Cuando finalizó el primer tiempo toda la parcialidad local esperaba una reacción de su equipo en la segunda parte del partido, aunque sin dejar de reconocer que el elenco visitante había sido muy superior en la etapa inicial, con una defensa sólida que hizo sentir el rigor a los delanteros locales y un mediocampo comandado por Sieza que parecía manejar los hilos de todo el conjunto albiceleste.

Apenas iniciada la etapa final, nuevamente el petiso Díaz se hizo presente en el marcador y anotó el cuarto. A partir de allí, el anhelo local de acortar diferencias en la búsqueda del empate, prácticamente se desvaneció, tanto en la tribuna como dentro del campo de juego.

El técnico Irazusta, decidió preservar algunos valores para la final y retiró a sus dos delanteros haciendo ingresar en su reemplazo a los volantes Oscar Romero y Carlos Ferreyra, poblando la mitad de la cancha, y dejando un solo francotirador apostado arriba para el contragolpe: el delantero Jorge Sánchez que ingresó por Pascual.

La visita jugó bien y su gran figura fue Carlos Sieza, cuya robusta y enorme estampa se elevaba por encima de todos en el campo de juego, mostrando un juego claro e inteligente que no solo llamó la atención, sino que desde la resignada hinchada local no tardaron en pedir, en el clásico idioma tribunero, que le dieran la pelota al gordo que era el que los hacía jugar. Y lo de gordo no era peyorativo sino más bien una muestra de admiración surgida después de lo que consideraron una sorpresa al ver la calidad del gigante que, aunque no corría demasiado, hacía correr la pelota (que es la única que no se cansa, como dijera Labruna) y tras ella a los ágiles locales que no podían apoderarse de la misma pese al esfuerzo.

Con el resultado asegurado, los pehuajenses aflojaron el ritmo y Olavarría se acercó en el marcador luego que Bartolomé batiera su propia valla y que Violi anotara un segundo descuento al final, pero ya nada haría peligrar la victoria albiceleste.

LA FINAL

Una sola variante presentó el elenco pehuajense respecto de la formación que había vencido a Olavarría y era la salida del zaguero Osvaldo Bartolomé, cuyo lugar fue ocupado por Oscar Romero, dado que el central titular convocado era Juan Emilio De Antón, pero por razones laborales no había podido viajar y se apeló al volante de Defensores para la emergencia. De esta manera, Pehuajó salió al campo de juego con: Erramouspe, Steinberg, Romero, Héctor Sauco y Mario Sosa; Alanís, Sieza y Bernaule; Pascual, Hernández y Díaz, mientras que, Bolívar, que había vencido a Azul, alistó a: Zabala, Di Loretto, Ladoux, Aguerrido y Noblía; Castro, Guinea y Paz, Escurra, Luis Mariani y Serrat.

EL PARTIDO

Al igual que en su primera presentación, los pehuajenses fueron los que se pusieron en ventaja por intermedio de Manuel Hernández, pero lejos estuvo el equipo de asumir el control de las acciones y Bolívar no solo emparejó el trámite, sino que por momentos resultó muy superior. Y tuvo su premio por intermedio de un tiro libre ejecutado de manera magistral por David Aguerrido, reconocido integrante de diversos seleccionados bolivarenses, pero que, curiosamente, en ese año 1973 había jugado en la LPF para Boca Junior.

Con el empate, ambas escuadras parecieron conformarse, máxime acusando sus hombres el cansancio producto del esfuerzo realizado en el primer partido jugado en el mismo día.

Así se arribó al final y debió recurrirse a una definición con disparos desde el punto penal. Se estableció una serie de tres disparos, correspondiéndole a Pehuajó iniciar la misma.

Rodolfo Pascual fue el encargado de la primera ejecución, derrotando a Zabala para poner arriba en el marcador de su equipo. El puntero Serrat remató para Bolívar e igualó la serie venciendo a Erramouspe. El petiso Díaz marcó el segundo para Pehuajó y el lateral Noblía falló en su disparo dejando a nuestros albicelestes a un paso de la victoria o mejor dicho a un disparo del triunfo. Atilio Sieza, designado para ejecutar el tercero y último de la serie, sacó un remate violento que Zabala logró detener. Sin embargo, el árbitro Omar Pompei ordenó que se ejecutara nuevamente por considerar que el arquero se había adelantado. Sieza no falló en la segunda chance y derrotó al golero. No fue necesaria la ejecución del tercer penal bolivarense por parte de Aguerrido porque el resultado estaba 3 a 1 y la victoria ya era inmodificable.

RECONOCIMIENTO

El entonces intendente municipal don Pablo Julián Landa, presente en Olavarría durante el evento futbolístico que significó una merecida y bien lograda victoria de la selección pehuajense, se expidió públicamente mediante un texto en el que exaltó el éxito deportivo obtenido, la notable labor de los futbolistas, la importancia de su comportamiento y el ejemplo de su actitud.

CONSECUENCIAS

Todo resultó muy lindo, pero quizá lo más importante fue que el nivel de juego exhibido, que posibilitó el éxito de los pehuajenses, permitió la inmediata reconciliación de la afición lugareña con su selección, elevó los ánimos en general y llevó a los futbolistas que defendieron la casaca albiceleste a creer más en sí mismos y en lo que podían ser capaces de hacer en equipo. El tiempo demostraría cuán importante fue este logro deportivo.

Roberto F. Rodríguez.

Seguir leyendo

DEPORTES

Defensores y Juventud Unida juegan el sábado

Publicado

el

La primera fecha se completa el domingo. Nuevos horarios: 14:00 preliminar. 16:00, 1º división.

El próximo fin de semana se disputa la primera fecha del Petit torneo del campeonato de Primera división que organiza la Liga Pehuajense de Fútbol en la presente temporada.

La acción dará inicio el sábado, oportunidad en la que Defensores del Este reciba a Juventud Unida de Henderson en el “Alberto Irigoyen” de nuestra ciudad, en uno de los compromisos programados en la Zona B.

CAMBIO DE HORARIOS

A partir de la próxima fecha, que marcará el inicio de la segunda fase del torneo, cambian los horarios de inicio de los partidos. La Tercera división jugará a partir de las 14:00 y la Primera lo hará desde las 16:00.

PROGRAMA COMPLETO

ZONA A

Domingo

Estudiantes Unidos vs. San Martín

Cancha: “21 de Septiembre” (Pehuajó)

14:00, preliminar.

16:00, 1ra división.

Domingo

Atlético MC vs. Fútbol Club Henderson

Cancha: “Juan Bossié” (Mones Cazón)

14:00, preliminar.

16:00, 1ra. división.

Libre: Calaveras.

ZONA B

Sábado

Defensores del Este vs. Juventud Unida

Cancha: “Alberto Irigoyen” (Pehuajó)

14:00, preliminar.

16:00, 1ra. división.

Domingo

Cancha: “Hermanos García” (Carlos Tejedor)

Huracán Fútbol Club vs. Atlético KDT

14:00, preliminar.

16:00, 1ra. división.

NOTICIAS TV EN VIVO

El equipo periodístico de Diario NOTICIAS TV transmitirá en directo el sábado, desde el “Alberto Irigoyen”, a partir de las 15:30, el duelo entre Defensores del Este y Juventud Unida de Henderson, correspondiente a la primera fecha de la Zona B del Petit torneo.

Pedro Viera será el relator. Oscar Alberto Debernardi y Andrés Basualdo los comentaristas. Jesús Cribelly el camarógrafo. Lautaro Marquessi estará a cargo de la parte técnica.

Seguir leyendo

DEPORTES

Fixture Petit torneo Primera División

Publicado

el

También se conoció a qué equipos siguen los que clasificaron solo en Tercera división.

El lunes, en la reunión realizada en la sede de la Liga Pehuajense de Fútbol, quedó conformado el fixture del Petit torneo del campeonato de Primera división “Rubén Osvaldo Borrego”.

También se conocieron a qué Primera división siguen las instituciones que clasificaron al reducido solo con su Tercera división, datos que brindamos a continuación.

PETIT TORNEO PRIMERA DIVISIÓN

ZONA 1

Atlético Mones Cazón

Estudiantes Unidos

Calaveras

San Martín

Fútbol Club Henderson

ZONA 2

Deportivo Argentino

Juventud Unida

Huracán Futbol Club

Atlético KDT

Defensores del Este

PRIMERA RONDA

1° Fecha

Estudiantes Unidos vs. San Martín

Atlético MC vs. Fútbol Club Henderson

Libre: Calaveras

Defensores del Este vs. Juventud Unida

Huracán Fútbol Club vs. Atlético KDT

Libre: Deportivo Argentino

2° Fecha

Futbol Club Henderson vs. Estudiantes Unidos

San Martín vs. Calaveras

Libre: Atlético MC

Atlético KDT vs. Defensores del Este

Juventud Unida vs. Deportivo Argentino

Libre: Huracán Fútbol Club

3° Fecha

Calaveras vs. Fútbol Club Henderson

Estudiantes Unidos vs. Atlético MC

Libre: San Martín

Deportivo Argentino vs. KDT

Defensores del Este vs. Huracán Fútbol Club

Libre: Juventud Unida

4° Fecha

Atlético MC vs. Calaveras

Futbol Club Henderson vs. San Martín

Libre: Estudiantes Unidos

Huracán Fútbol Club vs. Deportivo Argentino

KDT vs. Juventud Unida

Libre: Defensores del Este

5° Fecha

San Martín vs. Atlético MC

Calaveras vs. Estudiantes Unidos

Libre: Fútbol Club Henderson

Juventud Unida vs. Huracán Fútbol Club

Deportivo Argentino vs. Defensores Del Este

Libre: KDT

(*) En las revanchas se invierten las localías.

(**) Los dos primeros de cada grupo clasifican a semifinales.

TERCERA DIVISIÓN

ZONA 1

Boca Junior acompaña en el fixture a la Primera divisIón de Calaveras.

Independiente MC sigue el fixture de San Martín, haciendo la aclaración que jugará de local en su cancha los días domingos a las 11:00.

ZONA 2

Maderense acompaña en el fixture a la Primera división de Deportivo Argentino.

Progreso sigue el fixture de Atlético KDT, haciendo la aclaración que jugará de local en su cancha los días domingos a las 11:00.

Seguir leyendo