La Provincia

Sorpresa por aumentos de hasta 53% en las patentes de Provincia

La Legislatura bonaerense aprobó a fines de 2020 un ajuste, a cancelar este 2021, para los autos de hasta 5.000.000 de pesos de valuación, con incrementos topes del 32% ¿Qué pasó entonces?

Hubo un aumento de las valuaciones, que es la “base imponible” del impuesto bonaerense. A todo esto, se agregó que la bonificación de pago en término, por cada cuota, bajó del 20% de descuento a 7,5%. Sólo se mantiene este 20% de descuento si se cancela todo el año de patentes, algo previsto con fecha para fines del corriente enero.

Si bien los topes establecidos en la Ley Impositiva para la Provincia de Buenos Aires son de 32 por ciento, el Impuesto Automotor (la patente) vino a los titulares de las unidades con aumentos de hasta 53 por ciento. Y la pregunta cae de madura: ¿por qué?

La primera cuota del Impuesto Automotor (la «patente», como se lo conoce habitualmente), trajo subas de hasta 53%.

Quienes ingresaron a revisar los impuestos descargaron su enojo contra la administración bonaerense a través de las redes sociales.

Hubo incertidumbre y críticas, porque, de acuerdo a la Ley Impositiva presentada por el gobernador Axel Kicillof, y sancionada por la Legislatura bonaerense, se establecieron topes de 32%.

Así se lee en el Artículo 128 de la Ley Impositiva vigente, aprobada a fines de 2020, donde se señala que «para aquellos vehículos cuya base imponible sea menor o igual a pesos cinco millones ($5.000.000 valor de la unidad)», los aumentos «no podrán exceder en más del treinta y dos por ciento (32%) al calculado en el año 2020».

A pesar del tope, finalmente hubo incrementos sensibles al bolsillo de los contribuyentes.
Desde ARBA ratificaron al portal Infocielo -fuente de este informe- que no hubo aumentos por encima de esa cifra.

¿QUÉ PASÓ ENTONCES?

En primer lugar, hubo un aumento de las valuaciones de los vehículos, circunstancia que efectúa la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA) que depende del Ministerio de Justicia de la Nación.

Esa valuación es nada menos que la «base imponible» del citado Impuesto, la «palanca» para que al bolsillo haya llegado un incremento mayor.

Aunque el cambio en los valores no afectó a todos los vehículos, sino a los de gamas medias y altas.

Pero, además, la gestión del gobernador Kicillof realizó cambios en las bonificaciones impositivas que se realizaban a quienes pagaran a término, o se adhirieran al régimen de factura electrónica o incluso a los que optaran por el pago anual.

En promedio, el esquema de bonificaciones pasó del 20% al 7,5% para la mayoría de los beneficios.

Sólo el pago anual sigue manteniendo el 20% de descuento, pero es relativo y habilita otro interrogante ¿conviene adelantar un pago cuando no hay garantías sobre el desenvolvimiento de la inflación?

 

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *