Tapa

Un productor de Pehuajó contó que se tomó un antiparasitario de uso ganadero para prevenir el Covid-19

“Hoy me zampé tres centímetros de ivermectina al 1% y lo voy a hacer durante tres días seguidos. Junto a toda mi familia”. Esas fueron las palabras del productor Juan Martín Perkins, vía la red social Twitter. Rápidamente, el comentario se hizo viral, y el medio capitalino “La Nación”, tomó nota de lo acontecido.

“En medio de la llegada de unas 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V en donde se espera vacunar a 150.000 personas, este productor recurrió a ese antiparasitario de amplio uso en ganadería luego de que un amigo, también productor agropecuario, contrajera el virus y la pasara muy mal. “Estaba jorobado, abatido, quebrado y muy dolorido hasta que tomó unas dosis del antiparasitario y fue increíble porque enseguida mejoró”, contó a LA NACIÓN.

PERKINS

Perkins tomó después de una reunión familiar en el campo la noche de Navidad. “Junto a mi mujer y mis dos hijas tomamos una dosis, a modo preventivo por el Covid-19. Tengo una hija con una cardiopatía y queríamos cuidarnos. No pretendo dar recomendaciones, solo lo conté a título informativo”, dijo.

COVID-19

Si bien todavía no está aprobado para la prescripción en casos de Coronavirus, un estudio realizado por un consorcio público-privado liderado por el Dr. Alejandro Krolewiecki, del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Sede regional Orán de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), y difundido en septiembre pasado por el Gobierno, demostró una respuesta antiviral de la ivermectina en pacientes con Covid-19.

INVESTIGACIÓN

Según se informó en ese momento, la investigación arrojó que la administración de ivermectina a dosis de 0,6 miligramos por kilo de peso (el triple de lo usado habitualmente) produjo la eliminación más rápida y profunda del virus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección, hasta cinco días desde el inicio de síntomas. “Los pacientes que recibieron ivermectina presentaron una respuesta antiviral significativamente diferente a los no tratados, el efecto se evidenció en la disminución más profunda de virus en secreciones”, se destacó sobre el trabajo.

ANTIVIRAL

“El hallazgo de la actividad antiviral de ivermectina es resultado de un estudio clínico sobre 45 pacientes con enfermedad leve o moderada en distintos centros hospitalarios (CEMIC, Muñiz y Alta Cuenca de Cañuelas), entre los cuales a 30 pacientes se les administró ivermectina en altas dosis, al resto no, y se les hicieron mediciones de seguridad del medicamento, cuantificación de virus en secreciones respiratorias y niveles de ivermectina en sangre”, agregó. Se remarcó que “el proyecto cuenta con aprobaciones de la Anmat y a futuro deberá definir el mejor modo para determinar si el efecto identificado se traduce en una utilidad clínica y/o epidemiológica y, en tal caso, el modo de administración con las necesarias medidas de seguridad y eficacia”.

SADI

Días atrás, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) señaló -respecto del consumo de la droga- que “la evidencia disponible in vitro sugiere que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían importantes aumentos y potencialmente tóxicos de la dosis” y que, hasta el momento, la evidencia científica en curso que evalúa su uso sola o combinada con otras drogas es “de muy baja calidad y no han reportado datos claros de eficacia clínica”.

LOCALIDADES

Según pudo saber “La Nación”, en varias localidades del país hay más casos de quienes recurren al antiparasitario. En Quiroga, por ejemplo, una localidad bonaerense a unos 65 kilómetros de Lincoln, un grupo de productores agropecuarios amigos decidió también a modo preventivo tomar el antiparasitario.

QUIROGA

Néstor Pagella es uno de esos productores de la zona de Quiroga y, según dijo, cada 20 días toma una dosis de dos centímetros de ivermectina que saca de su campo. “Antes de hacerlo, comemos algo para no tener el estómago vacío y en una taza con agua y azúcar le agregamos la dosis y nos la tomamos. Lo hacemos de manera responsable, con 94 kilos esos dos centímetros son suficientes. Me siento bien, rejuvenecido”, indicó el productor.

Show More

Noticias relacionadas

2 Comments

  1. Transcribo a continuación un documento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) titulado «OPS no recomienda uso de medicamentos sin evidencia científica para tratamientos de la COVID-19», fechado el 09/07/2020: La seguridad de los pacientes es una prioridad para la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS); por eso, mientras no se realicen los estudios clínicos y no existan evidencias sobre la eficacia de un medicamento, como ocurre con la Ivermectina, no se aconseja su uso para el tratamiento de la COVID-19. Bogotá, julio 9 de 2020. En la actualidad, cerca de 200 opciones terapéuticas o combinaciones están siendo investigadas en más de 1.700 ensayos clínicos para el tratamiento eficaz de la COVID-19. De estas investigaciones científicas únicamente el medicamento Remdesivir cuenta con resultado positivo e incluso con revisión sistemática por parte de la Organización Panamericana de la Salud. Sin embargo, tras la publicación de un estudio que informaba que la Ivermectina se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente y dos prepublicaciones destacaron la aparente utilidad del medicamento para tratar pacientes con COVID-19 que requirieron ventilación mecánica, se empezó a popularizar su utilización. Aunque ninguno de los estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente, y uno de ellos fue retirado posteriormente, la Ivermectina se está utilizando de manera incorrecta en los pacientes que tienen la enfermedad. Incluso se está aplicando el medicamento en una solución inyectable formulada para uso veterinario. La Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la Ivermectina del estudio «Solidaridad», un ensayo que copatrocina para encontrar un tratamiento eficaz para la COVID-19, al cual se han adherido 39 países, entre ellos Colombia. Además, en una revisión que desarrolló la OPS de todos los estudios humanos in vitro (laboratorio) e in vivo (clínicos) de COVID-19 publicados de enero a mayo del 2020, se concluyó que los estudios sobre Ivermectina presentan un riesgo elevado de sesgo y la evidencia existente es insuficiente para llegar a una conclusión sobre sus beneficios y sus daños. Pese a estas consideraciones, en algunos países se han implementado guías de manejo (protocolos) clínico que han incorporado este medicamento como tratamiento estándard sin tener en cuenta la evidencia científica disponible. Esto supone un riesgo para la seguridad de los pacientes y tiene implicaciones bioéticas. Por ello, mientras no existan evidencias de mayor calidad sobre la eficacia y seguridad de estos medicamentos, la OPS recomienda que se utilicen únicamente en el marco de estudios de investigación debidamente registrados, aprobados y éticamente aceptables. Los datos de seguridad recolectados sobre estas terapias deberán ser notificados según la normativa local a la autoridad reguladora nacional de medicamentos. Mayores informes: Karen González . Comunicaciones OPS/OMS Colombia. Celular: 3108740249. gonzalekar@paho.org

  2. Transcribo seguidamente un Documento de Posición de la Sociedad Argentina de Infectología (S.A.D.I.) titulado «Ivermectina para el tratamiento y/o profilaxis de COVID-19», fechado el día 10 de octubre de 2020. En la nota del día 28/12/2020 (publicada ayer por «Noticias») del diario capitalino «La Nación», su redactora menciona, apenas, un par de fragmentos de distintos párrafos de este importante -para el tema sobre el cual ella está escribiendo- Documento. Este es un claro ejemplo de omisión de información a la que recurren frecuentemente este y otros periódicos porteños (y los medios de comunicación audiovisual de los que son propietarios, obviamente). El texto completo del Documento de Posición es: Ante las innumerables consultas de los profesionales de la salud y ante la creciente generalización de la utilización de la ivermectina para el tratamiento de COVID 19, corresponde a la Sociedad Argentina de Infectología, posicionarse respecto a esta situación. La ivermectina es una droga antiparasitaria de amplio uso en medicina humana y veterinaria, con dosis definidas para conservar un patrón de tolerancia y seguridad para indicaciones conocidas. Además de su acción antiparasitaria, la ivermectina es un potencial inhibidor de la replicación viral del SARS-CoV-2. Sin embargo, la evidencia disponible in vitro sugiere que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían importantes aumentos y potencialmente tóxicos de la dosis. Incluso dosis de hasta 10 veces mayores que las aprobadas no alcanzarían las concentraciones efectivas in vitro contra el SARS-CoV-2. Hasta el momento la evidencia científica en curso que evalúa el uso de ivermectina sola o combinada con otras drogas para la prevención y/o tratamiento de la infección por SARS-CoV-2 es de muy baja calidad y no ha reportado datos claros de eficacia clínica. Recientemente resultados preliminares (sin publicación ni revisión de pares) de un estudio realizado en Argentina evidenció que la administración de ivermectina al triple de dosis habitual en 45 pacientes habría producido mayor eliminación del virus en secreciones respiratorias, pero sin correlación con mejoría clínica. Sin embargo, se necesitan más estudios con mayor número de individuos para determinar este parámetro y otros asociados a eficacia clínica y seguridad. Es importante recordar que la ivermectina no es una droga inocua y aún a dosis terapéuticas puede provocar un número frecuente (mayor al 10%) y considerable de efectos secundarios adversos, desde leves a graves. Siguiendo los lineamientos de ANMAT, la utilización de una medicación en carácter de uso compasivo, solo se encuentra autorizada para pacientes debidamente identificados, lo que excluiría la utilización de la ivermectina en forma masiva como actualmente se pretende. Por todo lo anteriormente expresado, y mientras no existan evidencias de mayor calidad, S.A.D.I. recomienda que no se utilice la ivermectina para el tratamiento y/o profilaxis del SARS-CoV-2 al margen de estudios bien diseñados, debidamente registrados, y que sean éticamente aceptables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *