Conectar con nosotros

EL PAÍS

Las ventas minoristas de alimentos cayeron un 6,2% interanual en julio

Publicado

el

El dato se desprende de un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, integrada por la Cámara de Pehuajó. Tomando todos los rubros, bajaron un 3,5%.

Las ventas minoristas pymes cayeron 3,5% en julio frente al mismo mes del año pasado (medidas a precios constantes), mientras que en el caso específico de los alimentos se desplomaron un 6,2%.

Los datos se desprenden de un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). A pesar de la caída de julio, la organización señaló que las ventas minoristas “acumulan un crecimiento de 3,8% en los primeros siete meses del año respecto al mismo período de 2021”.

CAME indicó que en el mes de julio redujeron sus ventas interanuales “cuatro de los seis rubros relevados”. En tanto, a nivel general también cayeron las ventas en la comparación intermensual un 6%.

“En julio, la incertidumbre sobre el futuro de corto plazo, los problemas de abastecimiento y los movimientos atípicos de precios caracterizaron los principales comentarios de los comerciantes relevados”, contó la Confederación en un comunicado de prensa.

Rubro por rubro

– Alimentos y Bebidas. Las ventas se desplomaron un 6,2% en la comparación interanual y un 9,3% en la intermensual, medidas a precios reales. “Los empresarios consultados justifican este comportamiento fundamentalmente por la suba de precios”, señalaron desde la CAME.

– Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles. Las ventas cayeron un 4,6% en la comparación interanual y un 7,6% intermensual. Los comerciantes del sector comentaron que “se vieron afectados por los faltantes de mercaderías, así como incrementos en los precios de reposición de sus productos”.

– Calzado y marroquinería. Las ventas bajaron en julio un 2,5% anual y 6,2% mensual. Es la caída más fuerte del sector desde la recuperación económica de la pos pandemia.

– Farmacia y perfumería. Las ventas en el séptimo mes del año crecieron 3,2% interanual, pero bajaron 4,4% en la comparación mensual. “Los negocios consultados destacaron los problemas y demoras que están teniendo para cobrarle a las obras sociales”, indicó la CAME.

– Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción. Las ventas se incrementaron un 4,8% anual en julio, pero descendieron un 2,1% en la comparación mensual. “Los comercios consultados coincidieron en que se vendió dentro de todo bastante bien, con muchos obstáculos y problemas de abastecimiento de mercadería”, indicaron.

– Textil e indumentaria. Las ventas cayeron un 12,7% anual y 4,9% en la comparación mensual. “Fue el rubro de mayor retracción y es el tercer mes consecutivo en que caen las ventas”, detalló la Confederación. Y agregó: “Las tiendas consultadas destacaron que esperan que el cambio de temporada revierta esta tendencia”.

La medición de CAME contó con la participación de un total de 1.087 comercios minoristas del país. La misma se realizó entre el 1 y 5 de agosto. (DIB)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EL PAÍS

YPF aumentó el precio de los combustibles y la suba ya se refleja en las pizarras locales

Publicado

el

Desde ayer y después de tres meses, la petrolera YPF  incrementó el precio de los combustibles. La suba rige desde el domingo y responde a la evolución de las variables en la formación de precios, según indicaron desde la compañía.
A nivel local las pizarras de las estaciones de servicio de la firma ya reflejan el aumento tras el cual el litro de gasoil premium (infinia Diesel) alcanzó los $218.

Aumento

El anuncio especifica que los nuevos valores en naftas y gasoil tendrán un incremento promedio de 7,5%, que involucra un 8,5% para las naftas y un 6% para el gasoil.
Ante la implementación de nuevos precios en sus productos, la empresa aclaró que “YPF continuará realizando sus mayores esfuerzos productivos y logísticos para sostener el abastecimiento en el mercado nacional en un contexto de sostenidos récords históricos de demanda”.
Debido a que los factores que inciden en la formación de precios de combustible continúan en aumento, desde la compañía se aclaró que “luego de este ajuste continuaremos monitoreando la evolución de las variables”.

Más en el interior

Teniendo en cuenta un incremento del 7,5 promedio, se estima que en la Ciudad de Buenos Aires el litro de nafta súper pasará de $120,30 a $130,05, nafta premium, de $147,30 a $159,8, el gasoil de $128,10 a $135,7 y el gasoil premium aumentará de $175 a $185,5.
Sin embargo, la realidad del interior del país es distinta y los usuarios locales deben pagar más que en la capital del país.
En nuestra ciudad y tras el aumento el litro de nafta Super llegó a $151.4, mientras que su versión premium (Infinia) trepó a  $184,5.
En tanto que, con el nuevo ajuste, el litro de ultra diesel llegó a $160,8 mientras que el Infinia Diesel a $218.

Factores

Entre los factores que incidieron en la medida, se destacó el aumento que tuvo el precio del bioetanol desde el 9 de mayo, momento en que se registró la última suba de combustibles; como así también la devaluación acumulada desde el último ajuste de las naftas, la cual representa un 16%.
En el último aumento de combustibles que se implementó a nivel nacional durante mayo, la suma promedio fue del 9% y se explicó que la decisión se tomó a partir de: la evolución de los costos asociados a la refinación y comercialización; el incremento de los precios locales de biocombustibles producido por terceros y que los comercializadores deben adquirir a precio regulado; y el sostenido aumento de los precios internacionales de los combustibles que es necesario importar para complementar la refinación local.

Seguir leyendo

EL PAÍS

Dan a conocer los detalles del nuevo esquema de subsidios de luz y gas y anuncian segmentación en el agua

Publicado

el

Dan a conocer los detalles del nuevo esquema de subsidios de luz y gas y anuncian cambios en el agua.

Los anuncios serán llevados a cabo por la secretaria de Energía, Flavia Royón y por Aguas Argentinas estará presente la titular de la empresa, Malena Galmarini.

Tras algunas demoras, este martes la Secretaría de Energía dará a conocer finalmente el porcentaje de aumento de las tarifas de luz y gas, que incluye la segmentación según los ingresos de los usuarios, con una diferenciación de acuerdo a la región del país, y un tope de referencia para incentivar la eficiencia y el ahorro energético. Mientras que se sumarán cambios en el subsidio del agua.

El equipo económico ya definió que hasta 400 kw se pagará la tarifa con subsidio, pero superado este consumo se pagara el excedente con tarifa plena (es decir sin subsidio), aunque aún se desconoce si ese tope será mensual o bimestral.

En el caso de las facturas de agua, la nueva propuesta de segmentación tarifaria establece que el 15% de los usuarios de altos ingresos pasarán a partir del 1° de noviembre a pagar tarifa sin subsidio.

En tanto, el 27% de los usuarios de ingresos medios pasarán a pagar la tarifa plena recién en marzo del 2023. Por su parte, el 49% de los usuarios de bajos ingresos contarán con el subsidio del 15% hasta marzo del 2023.

En rigor, para los usuarios residenciales y terrenos baldíos localizados en zonas calificadas como “medias” se hará en tres etapas. Subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022. Subsidio del 20% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023. Y eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023.

Para los usuarios localizados en zonas calificadas como bajas, el cronograma será: subsidio del 45% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022. Subsidio del 30% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023. Y subsidio del 15% desde el 1° de marzo de 2023.

Los usuarios no residenciales, por último, recibirán subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022. Subsidio del 20% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023. Y eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023.

De acuerdo a la información de Aysa, que preside Malena Galmarini, el 15% de los usuarios (unos 532.000 domicilios) pasarán a conformar el nivel alto. Mientras que el nivel medio agrupará al 27% de los usuarios (unos 997.000). La mayoría de los usuarios, en tanto, quedarán agrupados dentro del sector de menores ingresos que conformará el 49% del total (unos 1,8 millones).

¿Qué pasará con la tarifa social?

En 2022, accedieron a la tarifa social 250.000 hogares y se espera que en los próximos meses se amplíe la difusión del programa y se facilite el acceso a más usuarios que cumplan con los requisitos. El acceso al programa de tarifa social requiere a los hogares unipersonales un ingreso neto (ingreso menos gastos de salud y vivienda) inferior a dos jubilaciones mínimas ($86.630 a septiembre de 2022). Luego, se agrega un ingreso adicional equivalente a una jubilación mínima por cada integrante adicional del hogar. El monto máximo de ingreso neto para acceso al programa será en septiembre de 2022 de $216.575.

Gas y luz

Respecto al gas y a la electricidad, la secretaria de Energía, Flavia Royón, indicó la semana pasada que se decidió la postergación del anuncio para trabajar en los detalles que permitan “ser lo más claros posible y llevar tranquilidad a la población ya que, la actualización de tarifas será en cuotas y afectará sólo a los sectores de niveles adquisitivo altos”.

El esquema incluirá, asimismo, especificaciones acerca de la segmentación y el tope de consumo por zona y sector, teniendo en cuenta, además, factores como el climático.

Respecto de los topes, los nuevos valores partirán de mantener la tarifa vigente a los niveles 2 (de menores ingresos) y 3 (de ingresos medios), pero en este último caso el consumo que exceda los 400 kilovatios hora (kWh) no será subsidiado, aunque aún debe precisarse si este tope será bimestral o mensual.

“Tenemos la máxima de que ésta actualización de tarifas sea por debajo del índice de coeficiente de variación salarial y en cuotas”, detalló Royón, y subrayó que los beneficiarios de la tarifa social “no van a sufrir una nueva actualización este año”.

La secretaria aclaró que “es sólo una porción de la población la que va a sufrir esta actualización porque es la indicación del Presidente” Alberto Fernández.

Respecto del esquema de subsidios, el ministro de Economía, Sergio Massa, había dado a conocer a pocos días de asumir el cargo que a la segmentación se agregarán topes de consumo para promover el ahorro de recursos y un sistema más progresivo de subsidios. “Quien menos consume o menos ingresos tiene, menos paga; quien más consume o más ingresos tiene, más paga”, había dicho. (DIB)

Seguir leyendo

EL PAÍS

La inflación general de julio fue del 7,4% y los alimentos subieron 6%

Publicado

el

El Indec informó en IPC de julio a las 16 horas.

Según el IIndec, en los últimos 12 meses los precios aumentaron 71% y en el primer semestre de este año, 46,2%. Las mayores subas se dieron en el rubro recreacion y cultura. Los alimentos subieron menos que el promedio.

El índice de Precios al Consumidor (IPC) fue del 7,4% en julio, lo que implica un acumulado en los últimos 12 meses del 71% y de un 46,2% en los primeros doce meses del año, según informó el Indec.

El porcentaje general de julio (7,4) es el mayor del año, seguido por el de marzo (6,7%). El mes anterior medido, junio, el aumento del IPC había sido el 5,3%.

La división que presentó la mayor suba del mes fue Recreación y cultura (13,2%), explicada en parte por los aumentos de los servicios asociados al turismo durante el receso invernal. Le siguieron las subas en Equipamiento y mantenimiento del hogar (10,3%) y en Restaurantes y hoteles (9,8%), esta última también comprendida en el marco del receso de invierno.

Además, durante julio se destacaron los incrementos de cigarrillos, en la división Bebidas alcohólicas y tabaco (6,4%); de los servicios de agua y electricidad en algunas regiones del país, que impactaron en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4,6%); de la cuota de la medicina prepaga en la división Salud (6,8%); de los servicios de telefonía y de conexión a internet, en Comunicación (5,5%); y de los servicios educativos de todos los niveles, en Educación (6,1%).

La suba de Alimentos y bebidas no alcohólicas (6,0%) fue la de mayor incidencia en todas las regiones. Dentro de la división se destacó el aumento de Azúcar, dulces, chocolate, golosinas, etc.; Aceites, grasas y manteca; Frutas; Verduras, tubérculos y legumbres; y Leche, productos lácteos y huevos.

A nivel de las categorías, lideró el alza mensual Estacionales (11,3%) -explicada principalmente por el comportamiento de Frutas y Verduras, tubérculos y legumbres y las mencionadas subas de los servicios de turismo-, seguida por IPC Núcleo (7,3%) y Regulados (4,9%).

Seguir leyendo