martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº1618

Cultura y Show | 5 sep 2023

Mirada de Espectador: la obra “Cachimbay” presentada en Lo de Oscar

En la columna de hoy, la “Cachimbay”, de Pablo Solís, presentada en la sala “Lo de Oscar” en Pehuajó.


CACHIMBAY

Texto actuación y dirección: Pablo Solís

 

MIRADA DE ESPECTADOR

En escena un solo actor multifacético, con la sincronización musical de su voz para trasladarse de un personaje a otro, con demasiada  naturalidad, en alguna oportunidad un sombrero o una vincha marcaban la diferencia, junto con un cantico o una voz más aguda.

Está historia se desarrolló en un pasaje de la selva donde nuestro imaginario viajo con el relato del actor, tan convincente con sus palabras que pude ver pájaros volando, una tribu siguiendo un camino sin destino, una guerra entre personas para poseer lo que no era de ellos, escuché tambores y hasta ví una mujer bellísima  saliendo de una vasija, dichosa ella del amor de dos hombres y de la muerte desafortunada por la avaricia  desmedida de colonizadores abrumados por su belleza y por la ambición.

Con la magia de sonidos ví un cacique que le hablaba a su tribu y una luna con un sol que alumbró caminos y también sentí esparcir la semilla para que brotara la vida en medio de la tierra fértil o que surgiera el amor a la naturaleza, para hacer propio el valor de una semilla, para que  permanezcamos vivos con los sonidos del alma, eso es lo que interpretó éste actor. Con pasajes de humor espontáneo y situaciones dramáticas.

Los sonidos de cada personaje tenían música, desde su entrañas se sintió la puesta en escena, se vio su corazón, se sintió olor a mito y alguna leyenda que nos dejó pensando: ¿Cuánto deseamos lo que el otro tiene? y en esa búsqueda, nos perdemos de los  valores más instintivos: la vida, el amor a la naturaleza y a todo lo que ella nos da.

Por eso los invito a qué viajen con sus sentidos y que se dejen llevar con la musicalización del alma, se denota la preparación actoral y el estudio para poder compartir en varias escenas y con una sola persona, multiplicidad de escenas y de personajes.

La belleza está en la simpleza de sentir lo que se desea transmitir.

Lo lineal se movió en zig zag  con un sonido desde la garganta, con un cuerpo que baila al compás de las historias que los hechos relataron.

 

María José Martín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias