jueves 23 de mayo de 2024 - Edición Nº1592

Columnas | 10 abr 2024

75 años de NOTICIAS: "La fiesta del TC" (años '50)

El turismo de carretera, la categoría más popular del automovilismo argentino que se extendía hacia todo el país habiendo llevado el fervor en pruebas de largo aliento a través del territorio de la América del Sur, incluyó a Perhuajó en el calendario oficial para finales de la década.


Desde 1957, nuestro deporte local contaba con un representante en tan encumbrada categoría: Jorge Eduardo Farabollini, quien despertaba un impresionante entusiasmo en su gente pero no respondía con resultados.

La idea de verlo correr en su pueblo era un propósito que los directivos pehuajenses concretaron para 1958.

La fecha se fijó para el 12 de octubre y los ases del momento dijeron presente.  

El circuito trazado era de 245,150 kilómetros, que serían recorridos en tres oportunidades, totalizando 735,450 km., lo que convertía a la carrera en dificultosa y extensa, máxime por tratarse un circuito mixto y muy especialmente por las condiciones en que se encontraban algunos tramos de tierra, los que se erigirían en verdaderos obstáculos para muchos competidores.

Las máquinas deberían partir desde Pehuajó, recorriendo unos cien kilómetros de asfalto por Ruta Nacional 5 hasta la ciudad de 9 de Julio, y regresar al punto de largada por caminos de tierra, pasando por las localidades de 12 de Octubre, Bacacay, La Sofía, Cadret, Centenario, Bellocq y Girondo.

Farabollini, al comando del “Ciudad de Pehuajó”, largó con el número 25 conforme al orden de las pruebas clasificatorias, y la partida la autorizó su propia madre, bajándole la bandera nacional.

La lucha por la vanguardia estuvo protagonizada por Marcos Ciani y Rodolfo de Álzaga, aunque también llegaron a acercarse Oscar Galvez, Fernando Piersanti y Jesús Risatti.

Ganó Ciani y Farabollini alcanzó un honroso décimo puesto luego de superar diferentes inconvenientes.

La carrera fue una verdadera fiesta popular y los aficionados solo empezaron a pensar en la nueva edición del año siguiente. Pehuajó ya estaba metido definitivamente en el TC.

 

PENTACAMPEÓN

En el segundo lustro de los años ’50, el fútbol lugareño coronó en cinco oportunidades consecutivas al primer equipo de una misma institución: Defensores del Este.

Llegado a la división superior tras ganar el torneo de Ascenso en 1945, el “Defe” obtuvo su primer título oficial en primera en 1952.

Repitió el éxito en 1955 aunque ni sus más optimistas seguidores imaginaron que estaban frente a un equipo que haría historia.

Liciaga, Irigoyen y Ponce, Ridella, Mustafá y Larrosa; Díaz, Vitángeli, Rodríguez, Bernoldi y Báez fue la base de ese año, y con el tiempo de realizaron algunas incorporaciones, como la del arquero Raúl Debórtoli, procedente de Estudiantes Unidos junto con Ángel Plaza, y la promoción de jóvenes valores de la cantera del club.

En el ’56 llegó la coronación tras superar al KDT por 4 a 3, mientras que al año siguiente, debió disputar dos encuentros finales ante Estudiantes Unidos. El azulgrana ganó ambos partidos (3-2 y 6-1) y se llegó al tricampeonato.

La conquista del ’58 fue muy ajustada. Defensores llegó al último partido del torneo como líder pero con un solo punto de ventaja sobre Maderense, equipo al que debía visitar.

El Defe necesitaba un empate para llevarse el campeonato  pero el local debía ganar para ser campeón.

Arrancó ganando el azulgrana y Maderense sufrió la expulsión de su arquero. No había cambios en esos años y un jugador, Ibarra, ocupó la valla. Con un hombre menos y un arquero improvisado, Maderense dio vuelta el partido pasando a ganar 2 a 1. Parecía que la gloria quedaba en Madero pero Suarez empató y luego todo el Defe se aferró al empate, llevándose la cuarta corona.

El torneo de 1959 lo llevó a dos nuevas finales ante Estudiantes Unidos. Otra vez Defensores superó holgadamente el trámite dado que se impuso 8 a 1 y 2 a 1 para sumar el quinto título consecutivo, record aun no superado en la historia de la Liga local.

Debórtoli, Fredes, Esquivel, Goncalvez, Capristo, Pallero, Avendaño, García, Suárez, Lombardero, Salazar, Acevedo, Negri, Acuña y Plaza son apellidos que también fueron parte de esos años de tanto éxito y quedaron en la historia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias